A PLACE FOR THE UNWILLING

“Esas son las sombras”, reza el nuevo juego de AlPixel Games, “puedes llamarlas ‘gente’. Son todas distintas, pero, al mismo tiempo, iguales a mis ojos. Si presto atención, puedo oírlas, susurrando sus nombres a los otros, y una vez que los escucho, ya no veo una sombra borrosa, si no una persona única, con sueños y pesadillas”.

‘A place for the Unwilling’, insisto, es el nuevo juego indie de la madrileña empresa AlPixel Games (que en esta ocasión cuentan con el apoyo de Game Booster),  que hemos tenido la gran oportunidad de entrevistar en nuestro programa. ¿Quién es el personaje que dice todo (y más) lo anterior? Es aquel que controlará el jugador: la propia ciudad.

Este juego está siendo desarrollado por un trío de oro. El diseñador es Ludipe (Luís Díaz para los amigos), que colabora con el artista Rubén Calles para enamorar a la vista, que del oído se encarga el compositor Celer Gutiérrez. ‘A place for the Unwilling’ (Un lugar para los Indispuestos, traducido) está previsto que sala al mercado a primeros de 2017. Pero claro, una aventura de esta magnitud requiere una financiación, por lo que, si quieres colaborar a que las sombras tomen forma, no dudes en colaborar con su Kickstarter.

Este concepto de narración, muy poco habitual, convierte al jugador en la propia ciudad donde se desarrolla la historia, la cual, indican, no podrá detenerse hasta que acabe… y nadie sabe cómo será ese final. Los chicos de AlPixel Games han demostrado con anterioridad de lo que son capaces. Nada más hay que ver el maravilloso ‘Missing Translation’. Se trata de un ‘sandbox’, un mundo abierto, que busca (y encuentra) acabar con la linealidad de la historia. El tiempo pasa, pero cada jugador es quien decide cómo administrarlo. ¿Con qué sombra decidirás tratar primero, si quieres acaso tratar con alguna?

Ahora, con su nueva obra, todo el que se atreva a comenzar la magnífica aventura podrá formar parte de una combinación, que roza la perfección: Ponle un marco victoriano, con lo bueno y lo malo de esta época, y nárralo con la voz y esencia de Lovecraft, el toque especial de William Turner y lo abstracto de la Ciudad Invisible.

Por supuesto, ten en cuenta las manos y las mentes que llevan el proyecto. Hay varias opciones para referirse al resultado, la que menos, magnífico.

En ‘A place for the Unwilling’ el jugador se convierte en la ciudad y esta cambiará según las decisiones que se tomen a lo largo de la aventura. Aquí la ciudad es un ente vivo. Sus calles, sus esquinas, las casas… todo tiene su historia propia. Y, por supuesto, las personas.

Al igual que en la realidad, para la gran e inmensa mayoría, todas las personas con las que se cruza por la calle, de camino al trabajo o a clase, son meras sombras, gente sin rostro, masas que, simplemente, están ahí. Pero, tanto en la realidad como en el juego, si te tomas tu tiempo y prestas atención a esas sombras sin forma fija, descubres que tienen cara, rasgos propios, personalidad, sueños…y pesadillas.

La ciudad que manejará el jugador en ‘A place for the Unwilling’ es un ente cambiante, lleno luz, lleno de sombras. La pobreza es la dueña de algunos barrios, donde la muerte acecha tras cada adoquín, mientras que los barrios ricos, a una calle de distancia, gozan de cierta seguridad. Ricos y pobres. Salud y enfermedad. Vida y muerte. Todo esto sigue y persigue a las sombras que pululan sobre la ciudad, sombras que pueden llegar a convertirse en cientos de historias con nombre y rostro propio.

La narrativa de la que hace gala este juego es uno de sus pilares más potentes, y hace la delicia de los jugadores. Además, no hay guía. No hay rumbo fijo, más allá del que cada uno decida tomar. No hay final malo, ni forma de perder la partida. Cada uno forja su propia aventura y su propio fin. Pero, como la vida misma, cada decisión, cada paso que se de hacia una dirección, tiene sus consecuencias. Y depende de cada uno que esas reacciones impidan llegar a la meta que cada cual ansíe.

Solo estás tú, ciudad, y tus sombras.

Muchos ya sabréis que la combinación de Ludipe, con el señor Calles (apellido ideal para este juego) y la musical precisión de Celer está destinado a ser uno de los juegos del año, y eso que saldrá a principios de 2017. No dudéis en colaborar con su Quickstarter para que las oscuras calles de la ciudad tengan menos sombras, y un poco más de tí.

“Los próximos días jugarán un papel muy importante en la vida de las sombras. Las piezas ya están dispuestas sobre el tablero y la partida, a punto de comenzar. Haz tu movimiento, extranjero, pero sé consciente de que, una vez comience, ninguno de nosotros podrá pararlo. Solo podemos estar seguros de una cosa, que será un viaje interesante”.

Published
Categories Entrevistas Noticias
Views 686

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías