Una pequeña advertencia antes de empezar: Aquí se habla sobre la relación persona-juego, no del rol que cada uno realiza dentro de la partida. Dicho esto, comencemos.

Es habitual que aquellos que se consideran ‘gamers’ entren en rage mode y se pongan gallitos tratando de defender su estilo de juego e imponiéndolo por encima de los demás. “Los casuals arruinan la industria, solo los hard gamer que han jugado a las recreativas y se han pasado el Dark Soul y juegan a cosas de calidad son los que se pueden llamar gamer”. ¿Por qué? ¿Por qué tanto odio? ¿Por qué defender lo tuyo discriminando a los demás? Incluso los que solo juegan al Candy Crush o a los de Facebook son gamers, con sus HP como todos los demás.

Dejando de lado lo evidente (y el postureo en todas sus fases), todo aquel que juegue a algún tipo de videojuego de forma habitual se puede considerar de la familia, pues no hay gamers buenos ni malos (mejores o peores, depende ya de la habilidad de cada uno). Lo que en realidad hay son distintos TIPOS de gamers, y cada uno tiene una serie de juegos pensados para ellos.

Hay que tener en cuenta la mentalidad de los jugadores y el tiempo que tienen para jugar. Por eso, quien solo juega al LoL, HotS, CoD o cualquier otro por el estilo, no es un niño rata (no necesariamente). Les pueden gustar los videojuegos, pero no les atrae la idea de estar pendiente de algún tipo de historia que requiere horas y más horas de atención y que de dejar de jugar a ese tiempo tenga que hacer memoria para ver por dónde se quedó, que es lo que tenía que hacer a continuación y demás.

Muchos de los que solo juegan online a MOBA’s, Call of Duty o alguno de esos son gente que juegan para deshinibirse después de un día de trabajo o estudio y no tienen la cabeza ni las ganas de seguir una historia que requiere prestar más atención. Lo que quieren es dejar de pensar un rato. Por eso se desahogan con unas partidas de 10 minutos, o 40, para luego retomar su vida con n poco menos de tensión en los hombros (sobre todo después de ganar).

Luego, por supuesto, están aquellos que buscan una gran aventura, salvar el mundo, a sus amigos o a sí mismos. Los que disfrutan los videojuegos como el arte que son, los que se meten de lleno es la historia, empatizan con los personajes y da igual el tiempo que haga que no juegan, va a recordar a la perfección el punto donde dejaron su odisea. Da igual las horas y lo complicada que sea su trama, ellos disfrutarán cada letra del guión que hay detrás de lo que ven y juegan.

Otro tipo de jugadores son los que ansían desafíos. La historia o el modo de juego les da un poco más igual, aunque igual lo disfrutan, siempre y cuando el juego en cuestión les permita superarse a sí mismos. Los retos que estos pueden afrontar son variados, desde superarla historia en su máxima dificultad o realizar el mejor speedrunner de todos.

Cómo olvidar a los que aman jugar en modo cooperativo, ya sea compartiendo la misma televisión o con sus amigos, en la distancia, en el modo online. Estos, por supuesto, engloban a varios tipos de los anteriores mencionados, pues pueden ser personas que quedan para jugar al LoL o cualquiera de esos o que prefieren desafiar a los jefes que los programadores crearon para ellos a través de la campaña cooperativa que también crearon los programadores para su uso y disfrute, a pesar de que esta sea cada vez menos habitual y, en especial, duradera. No obstante, ahí siguen juegos como Diablo 3 o Borderlands.

De todos los tipos de jugadores que hay, tantos como personas, podríamos decir que están los solo player que buscan una buena aventura y se sumergen de lleno en la historia, los que solo juegan para olvidar el estrés de la monotonía, los que ansían compartir un rato con amigos o, simplemente, los que les gusta jugar, sin más. Ninguno es más, ninguno es menos.
Da  igual si la preferencia de cada uno es solo player, cooperativo (físico y/u online), partidas online exclusivamente, que jueguen a shooters, MOBA’s, rpg, accion… todos somos gamers.

Todos parte de una misma y gran familia.

Published
Categories Uncategorized
Views 705

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías