Conseguir una buena historia es algo difícil. Ha de ser entretenida y que mantenga al espectador atento y con ganas de saber qué sucede al final con el protagonista, aquel sobre el que recae todo el peso de la trama. Pero el personaje principal no es el único que importa en la aventura. Que el héroe cuente con un grupo nutrido de aliados es muy importante en cualquier historia. Y, por supuesto, esto afecta también a los videojuegos.

Es cierto que el juego puede ser muy bueno con la única intervención del protagonista, pero es algo muy difícil de conseguir, y tener más personajes que interactúen en la aventura hace que esta sea más dinámica y entretenida.

En muchas ocasiones, el jugador recuerda más al personaje secundario que sirve de apoyo al héroe de la historia, ya sea porque el protagonista no está tan bien trabajado como el amigo o porque este es más divertido y humano que el avatar que se maneja, lo que facilita su empatía el público. Esa diferencia nace de las distintas personalidades que ambos tienen que poseer.

El héroe, si bien puede ser divertido y contar con un buen sentido del humor, este tiende a ser más sarcástico, prepotente en ocasiones, mientras que la forma de ser de los personajes secundarios suele ser más despreocupada , más humana. También tiene que ver que la misión del primero sea salvar el mundo y la del secundario aportarle fuerza para que cumpla su propósito, es decir, que la presión que ha de afrontar cada uno, si bien no es muy distinta, la del protagonista tiende a ser muy superior a la del resto.

Algunos de los personajes secundarios más queridos por los jugadores, inolvidables por más de un motivo, son aquellos sin los cuales la historia, la misión del héroe, no hubiese podido ser llevada a cabo, son aquellos que guardan con el protagonista una relación especial, como si de hermanos se tratase.

Cole MacGrath (Infamous) es un tío duro, cuyo lema es ‘no pidas una carga más ligera, sino una espalda más fuerte’, pero no sería quien es si Zeke, su íntimo amigo no hubiese estado a su lado. Aunque la relación entre ambos no siempre ha sido buena, muestran ser amigos inseparables. Al final de Infamous 2, independientemente del desenlace que el jugador elija, la última decisión se ha granjeado la reputación de ser uno de los endings más emotivos de la historia de los videojuegos. La profunda unión entre Zeke y Cole se puede ver en frases como: “La mitad de tiempo…” “… el doble de intensidad”.

Y cómo olvidar a esos secundarios-mascota, tan típicos en los juegos que marcaron la infancia de varias generaciones. Aquí se pueden encontrar personajes como Navi (amada y odiada, de The Legend of Zelda), o los ocurrentes Daxter y Clank, inseparables compañeros de Jak y Ratchet. A pesar de la implacable y efectiva forma de ser de sus héroes, sin su participación, tanto Link, como Jak y Ratchet no hubiesen llegado a ser los grandes héroes que son.

La lista de personajes secundarios es casi tan larga como juegos existen. Alyx Vance (Half-Life 2), Elizabeth (BioShock Infinite), Luigi, Yoshi (Mario Bros.), Mordin Solus (todo el elenco, en realidad, pues los personajes secundarios de Mass Effect tienen más personalidad que muchos de los protas de otros juegos), Otacon (Metal Gear), el caballo Agro (indispensable compañero en Shadow of the Colossus), incluso Claptrap (CL4P-TP en Borderlands 2) son solo unos pocos de todos los que se pueden reseñar.

Hay muchos, muchísimos de estos personajes que marcaron un antes y un después, pero hoy voy a resaltar a dos en particular. No son conocidos por todos, puesto que los juegos a los que pertenecen son exclusivos de XBOX, pero su peso en la trama ha traspasado fronteras.

La guerra contra los locust no sería igual sin Dominic Santiago (Gears of War), un personaje secundario que siempre está dispuesto a ayudar a Marcus y al resto del pelotón. Contínuamente piensa en los demás antes que en él mismo y no duda, literalmente, en sacrificarse por los demás. Muchos de los momentos más emotivos y épicos de la saga están protagonizados por este personaje secundario que consiguió el cariño del público casi al instante.

-Dom: ¿Sabes lo que es perder todo? ¿Todo lo que amaste? ¿Todo lo que conociste? Espero que nunca lo sepas…

Todo aquel que sepa algo de Halo conocerá a Master Chief, el guerrero definitivo cuya sola presencia es suficiente para decantar la batalla en favor de los humanos. Pero el Jefe Maestro no está solo. Más allá de su gran habilidad bélica, cuenta con el apoyo y consejo de Cortana, la I. A. (Inteligencia Artificial) que es lo que proporciona un vínculo emocional al Jefe Maestro en toda la saga, casi lo único que demuestra que sigue siendo humano. La importancia en el argumento y la personalidad de Cortana son tales que el jugador, aun consciente de que es una I. A. en un videojuego, es capaz de ponerse en su piel y sufrir por y con ella todo lo que tiene que hacer frente.
Hasta Halo 5, claro.

Todo el mundo sabe lo importante que es una buena historia. Cómo empieza, cómo va evolucionando, a la vez que sus personajes, como si el escritor o guionista no hiciese más que escribir algo que está viendo en lugar de plasmar sus pensamientos. La historia ha de fluir y construirse por sí sola. Un buen comunicador escribe lo que esa ficción y sus criaturas piden. No obstante, casi más importante que cómo se origina, es más peligroso que la aventura cuente con un final decepcionante.

Published
Categories Uncategorized
Views 214

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías