¡Hola, muy buenas gameoneros! ¡Una nueva retrospectiva en ciernes viene esta semana!

Debido a que la salida oficial de Overwatch, el nuevo y ambicioso shooter multijugador de Blizzard Entertainment, está cerca, es el momento propicio para repasar de forma extensa las diferentes etapas de la historia de esta gran empresa desarrolladora, desde sus más tiernos inicios en los 90 hasta hoy, una que nos ha regalado momentos, sensaciones y experiencias sin igual dentro del mundo de los videojuegos, marcando los estándares y las inspiraciones a seguir muchas veces para el resto de compañías. ¡Comencemos, sin más, esta larga caminata por el vórtice espacio-temporal!

TODO TITÁN TIENE SUS COMIENZOS

Y empezamos así, sin más. Un día, el 8 de Febrero de 1991, fue fundada una compañía de videojuegos por 3 estudiantes recién graduados en la Universidad de California: Mike Morhaime (ahora mismo es el actual CEO de Blizzard, no es moco de pavo), Frank Pearce y Allen Adham. Esta empresa se conocería por aquel entonces como Silicon & Synapse, una desarrolladora de videojuegos que con su pequeño tamaño comenzó a aceptar encargos de otras desarrolladoras más grandes.

La mayoría de estos encargos eran ports sencillos de sistemas de PC’s de la época como Amiga, las primeras versiones de Macintosh, MS-DOS, Windows 3.5 y Commodore 64, tales como Battle Chess, un juego de ajedrez con piezas animadas que podían literalmente matar a sus oponentes (una pasada de juego para la época, tengo muchos recuerdos jugándolo en el Windows 4.0 que tenía por casa...), o J.R.R. Tolkien’s The Lord of the Rings, Vol. I, una adaptación en forma de un RPG por turnos muy al estilo de los primeros Final Fantasy, del primer libro de la trilogía de fantasía épica El Señor de los Anillos, La Comunidad del Anillo, llevando a este grupo a lo largo de un mapeado extenso de parte de la Tierra Media luchando contra enemigos sacados del libro de Tolkien muy fidedignamente. También desarrollaron ports de la Super Nintendo de juegos de superhéroes de la editorial DC Comics como The Death and Return of Superman, un Beat’em up teniendo como protagonista al Hombre de Acero y sus amigos luchando contra enemigos como Doomsday o Lex Luthor a lo largo de la ciudad de Metrópolis, y Justice League: Task Force, un juego de lucha donde personajes como Flash, Green Arrow, Wonder Woman o Batman se pegan de tortazos (vamos, un predecesor de Injustice: Gods Among Us en 2D).
La mayoría de estos encargos eran ports sencillos de sistemas de PC’s de la época como Amiga, las primeras versiones de Macintosh, MS-DOS, Windows 3.5 y Commodore 64, tales como Battle Chess, un juego de ajedrez con piezas animadas que podían literalmente matar a sus oponentes (una pasada de juego para la época, tengo muchos recuerdos jugándolo en el Windows 4.0 que tenía por casa…), o J.R.R. Tolkien’s The Lord of the Rings, Vol. I, una adaptación en forma de un RPG por turnos muy al estilo de los primeros Final Fantasy, del primer libro de la trilogía de fantasía épica El Señor de los Anillos, La Comunidad del Anillo, llevando a este grupo a lo largo de un mapeado extenso de parte de la Tierra Media luchando contra enemigos sacados del libro de Tolkien muy fidedignamente. También desarrollaron ports de la Super Nintendo de juegos de superhéroes de la editorial DC Comics como The Death and Return of Superman, un Beat’em up teniendo como protagonista al Hombre de Acero y sus amigos luchando contra enemigos como Doomsday o Lex Luthor a lo largo de la ciudad de Metrópolis, y Justice League: Task Force, un juego de lucha donde personajes como Flash, Green Arrow, Wonder Woman o Batman se pegan de tortazos (vamos, un predecesor de Injustice: Gods Among Us en 2D).

Ya por entonces se desenvolvieron con soltura y eficiencia al desarrollar estos encargos, y Silicon & Synapse comenzó a hacerse más grande de forma gradual y bastante notable. Tanto, que en 1993, se atrevió a desarrollar sus primeros títulos propios, principalmente para la consola que Nintendo tenía en los 90, la Super Nintendo Entertainment System, o SNES. A partir de este punto, veríamos grandes cambios y un crecimiento exponencial por parte de esta pequeña compañía, ganando fama y reconocimiento a nivel mundial. Estos serían, diríamos definitivamente, sus primeros pasos hacia la gloria, convirtiéndose en Blizzard Entertainment.

ESTAMOS PERDIDOS, PERDIDITOS EN EL ESPACIO-TIEMPO (The Lost Vikings, 1992)

2363935-snes_lostvikings_2

Como bien dice el señor Flanders en un capítulo de Los Simpson

Y llegamos al primer videojuego, y el más carismático de esta etapa, The Lost Vikings, un genial título plataformero en el que manejaremos a varios personajes a la vez, en este caso a unos simpáticos, rudos a veces, y habilidosos vikingos perdidos a través de las épocas de la historia de la humanidad.

 

Desde un principio nos presentan a Erik, un vikingo pelirrojo, velocista y líder nato, con la capacidad de recorrer distancias de forma frenética y rápida y saltar a gran altura; Baelog, un amante fiel y tozudo del combate y la guerra, atacando con fiereza y destreza con su espada y su arco, y Olaf, un despistado, a veces un poco tonto y no muy entendible al hablar, pero robusto y resistente guerrero que porta un enorme escudo que sirve como barrera contra los enemigos y sus proyectiles, así como de plataforma de salto a veces para Erik, y también como ala delta para planear por el aire.

lost-vikings-erik-spinning-spikes-jumping-laser-beamtlv2thelostvikingsprofilela

Vivían en paz y en armonía en las tierras nevadas y frías de Noruega, hasta que, Tomator, un alienígena malvado con aires de grandeza abduce a estos tres tipos, siendo separados de sus familias y encerrados en su nave espacial para estudiarlos y experimentar con ellos. Pero este trío de guerreros nórdicos no se dará por vencido, e intentará realizar un plan de fuga para intentar volver de nuevo a su hogar en la Tierra… aunque esto conlleve a perderse en el espacio-tiempo y viajar entre épocas para conseguirlo, claro.

hqdefault (1) tlv1

El jugador tendría que ir intercambiándose el control de cada uno de los vikingos mediante un botón para poder sortear las diferentes situaciones en cada uno de los niveles que se presentasen, pudiendo combinar las habilidades de estos tres para conseguir por ejemplo abrir puertas inaccesibles saltando con Erik, accionar mecanismos con las flechas de Baelog, derrotar enemigos o jefes con la combinación del escudo de Olaf y los ataques de Baelog, o conseguir objetos y bonificadores de mil tipos.

Los niveles variaban en dificultad y desarrollo, teniendo lugar en la propia nave de Tomator, en el Antiguo Egipto, en la Prehistoria (amen de los enemigos cavernícolas y los pterodáctilos, eran muy graciosos de ver) o incluso en mundos de chocolate y gominolas. No, no es coña, no me he fumado nada, hay un nivel así en este juego, que además, cambiaba de color cada vez que movías a los personajes. Algo flipante.
Los niveles variaban en dificultad y desarrollo, teniendo lugar en la propia nave de Tomator, en el Antiguo Egipto, en la Prehistoria (amen de los enemigos cavernícolas y los velociraptores morrudos, eran muy graciosos de ver) o incluso en mundos de chocolate y gominolas. No, no es coña, no me he fumado nada, hay un nivel así en este juego, que además, cambiaba de color cada vez que movías a los personajes. Algo flipante.

The Lost Vikings no inventaba la rueda para su época, pero sí que nos traía una divertida, desternillante y muy sesuda aventura con la que poder preocuparnos por las andanzas y peripecias de este “trío calavera”, personajes que incluso a día de hoy, Blizzard Entertainment recuerda con muchísimo cariño al ser uno de sus primeros desarrollos siendo Silicon & Synapse.

Y es por ello que incluyeron posteriormente como personajes jugables en su MOBA, Heroes Of The Storm, a estos tres bonachones y humorísticos vikingos, con un rediseño total en estética, y con ese toque cómico característico que destaca en su esencia. Ojo, eso sí, no penséis que son tres personajes que se manejan separados, sino que, como en el juego original, ¡ellos tres son como un único héroe! Jugaremos con los tres personajes a la vez en las partidas de Heroes Of The Storm.

lost_vikings Screen_Shot_2015-02-10_at_9.17.54_AM.0

He aquí el tráiler de estos perdidos, perdiditos nórdicos, tanto en versión doblada original en inglés como en español. No tienen desperdicio alguno, os lo aseguro:

Una última puntualización antes de pasar al siguiente título de esta etapa, es que no se explica que en la versión doblada al español de este tráiler, a Olaf se le entienda al hablar, cuando la gracia del personaje es que pase lo contrario. Ahí Blizzard no ha estado muy fina que digamos, pero en fin…

¡¡A QUEMAR GOMA!! (Rock n’ Roll Racing, 1993)

rock-n-roll-racing-usa

Ya que estamos, para empezar a hablar sobre este juego, vamos a poner algo de Heavy Metal, ¿no? ¡Adelante, Ozzy!

No es ninguna tontería que ponga este tema en esta retrospectiva, ya que Rock n’ Roll Racing incluye, además de este tema de Black Sabbath, clásicos del Metal como “Peter Gunn” de Henry Mancini“Highway Star” de Deep Purple, o “Born to be Wild” de Steppenwolf.

Silicon & Synapse (la futura Blizzard Entertainment) realizó un homenaje al mundo del rock y la música Heavy con este juego de conducción de carreras de combate en perspectiva isométrica, que podía soportar hasta 2 jugadores en la misma consola SNES.

Aunque en un principio estamos ante un juego de carreras, hay un gran énfasis en atacar a los vehículos de los rivales y destruirlos, aunque luego estos revivían desde la parrilla de salida para seguir corriendo a por nosotros (eran momentos demasiado peligrosos para el que iba primero o segundo, creedme…). Los jugadores son beneficiados por un premio monetario (1.000$) por cada vez que hacen explotar un vehículo enemigo usando sus ametralladoras frontales, y al terminar la carrera, el jugador podía mejorar el armamento del vehículo, su blindaje, y la velocidad mediante el gasto del dinero conseguido anteriormente. Algo así como lo que se puede ver en un Mario Kart o en cualquier título de F-Zero: una mecánica jugable simple de conducción pero efectiva, frenética y muy, muy entretenida, sobretodo jugando con amigos.

Rock n' Roll Racing (U) (Beta) Rock-N-Roll-Racing rrr5

Para poder seguir la continua muerte y destrucción de los vehículos de los rivales (que bien suena, ¿a que sí?) las pistas están llenas de minas, objetos para restaurar la energía del blindaje del vehículo, y pequeñas porciones de dinero. Otros peligros incluyen charcos de aceite, haciendo al vehículo dar vueltas de campana sin control, montañas heladas de nieve, ralentizando si pasabas por encima, y ardientes charcos de lava disminuyendo la energía para poder aguantar los disparos de los demás corredores.
gfs_40366_2_3 gordo

Cada carrera tiene lugar en un planeta determinado, donde las condiciones del clima, el ambiente y el terreno determinan cómo va a ser la disposición de las trampas, sean naturales o no, los objetos, o la duración del recorrido de las pistas, pudiendo ser planetas helados, pantanosos, junglas, volcánicos… entre otros. La verdad es que había una variedad grande de escenarios a escoger.

38988-Rock_n'_Roll_Racing_(USA)-1459188114rrr

Y poco más hay que añadir sobre este título. Hay que reconocer que Rock n’ Roll Racing no tenía demasiadas pretensiones en si mismo que ser una pequeña copia gamberra y sangrienta de Mario Kart o el genial F-Zero, y aunque no tuviese un plus más allá de la jugabilidad como si lo tenían The Lost Vikings, o el siguiente título del que voy a hablar a continuación, cumplía muy bien con el cometido común de todo buen videojuego que se precie: entretener y hacer pasar un buen rato al jugador.

HIJO DE ANDROTH, RECLAMA TU TRONO (Blackthorne, 1994)

blackhawk-blackthorne-super-nintendo_1235394529

Llegamos a uno de los títulos preferidos del redactor del artículo de esta etapa inicial de Blizzard Entertainment, sin lugar a dudas (tanto que a veces juego aún en un emulador de SNES a esta pedazo de maravilla). Un título que combina plataformas y acción y disparos de una forma inusual, con una dificultad, una ambientación y una jugabilidad increíbles para un título de la Super Nintendo. Blackthorne es uno de los mayores exponentes de los inicios de Blizzard, y se nota mucho, ya que incluso se ven influencias para sus siguientes y ya más conocidas sagas de juegos hasta hoy en día.

Se nota bastante la inspiración en cuanto a ambientación para Blackthorne por parte de Blizzard (Silicon & Synapse en esta etapa) de la saga de novelas de ciencia ficción y fantasía La Torre Oscura de Stephen King, teniendo análogamente a un protagonista “pistolero” también, en este caso, Kyle Blackthorne comparado con Roland Deschain, y también, la aparición de criaturas fantásticas y magia mezclados con conceptos de ciencia ficción postapocalíptica y tecnología futurista. También hay que destacar que mucho del diseño artístico y el acabado de los escenarios y los enemigos servirían como fuentes de inspiración para Warcraft (los Orcos son clavaditos a los “monstruos” a los que se enfrenta Kyle) y Starcraft (muchos de los diseños Zerg posteriores se basan en insectos enemigos de este juego) en un futuro no muy lejano a la salida de Blackthorne.
Se nota bastante la inspiración en cuanto a ambientación para Blackthorne por parte de Blizzard (Silicon & Synapse en esta etapa) de la saga de novelas de ciencia ficción y fantasía La Torre Oscura de Stephen King, teniendo análogamente a un protagonista “pistolero” también, en este caso, Kyle Blackthorne comparado con Roland Deschain, y también, la aparición de criaturas fantásticas y magia mezclados con conceptos de ciencia ficción postapocalíptica y tecnología futurista. También hay que destacar que mucho del diseño artístico y el acabado de los escenarios y los enemigos servirían como fuentes de inspiración para Warcraft (los Orcos son clavaditos a los “monstruos” a los que se enfrenta Kyle), Starcraft (muchos de los diseños Zerg posteriores se basan en insectos enemigos de este juego), y Diablo (el propio villano principal, Sarlac, se parece ya a Diablo…), en un futuro no muy lejano a la salida de este título para SNES.

Su historia era bastante interesante para ser un título plataformero sin más. Blackthorne tiene lugar en el planeta Tuul, que ha existido por cientos de años sin ser conocido por el hombre. Durante todo este tiempo, la gente de Tuul ha sido gobernada por una dinastía de chamanes que fueron “bendecidos con todo el conocimiento existente”. Años antes del principio del juego, Thoros, el último gobernante chamán, encuentra casi imposible el decidir cuál de sus dos hijos será su sucesor. Creyendo que así resolvería su dilema, los lleva a ambos al desierto y se suicida. Su cuerpo se convierte en dos piedras, una de oscuridad y una de luz, y son entregadas a cada hijo para que gobiernen sus respectivos reinos. La gente de la piedra de luz forma el reino de Androth, y la gente de la piedra oscura forma el de Ka’dra’Suul. Pero mientras Androth respeta su piedra, Ka’dra’Suul rechaza la suya, y sus habitantes terminan siendo transformados por ella en monstruos. Entonces un ka’dra’suuliano llamado Sarlac toma el poder, forma un ejército y lo lidera contra el reino de Androth.

20131111330933118274 blackthorne_02

Sabiendo que se aproxima el fin de su gente, el gobernante de Androth, el Rey Vlaros, con la ayuda del mago Galadril, envía a su hijo Kyle a la Tierra para salvar su vida. Vlaros también le da a Kyle la piedra de luz para que la resguarde. La intención de Vlaros era que Kyle regresase algún día y salvase a su gente.

hqdefault (2)84231-blackthorne-snes-screenshot-one-of-the-bigger-enemies

20 años después, Kyle se convierte en un renombrado capitán militar y mercenario. Tras huir de prisión después de haberse enfrentado a un tribunal militar, Kyle comienza a tener sueños extraños, siendo visitado por Galadril, quien le explica que ha llegado el momento de regresar a Tuul y salvar a su gente. Es entonces cuando Kyle vuelve a Tuul y se embarca en la misión para matar a Sarlac y reclamar su trono.

Nuestro protagonista, Kyle Vlaros, conocido como Kyle “Blackthorne”, debe correr y escalar, encontrar llaves y otros objetos, y progresar hasta el final de cada nivel, que tiene forma laberíntica e intrincada en muchos casos. El combate se realiza con armas de fuego, y tanto Kyle como sus enemigos pueden usar los muros para eludir los disparos, además de que también Kyle puede disparar a sus espaldas sin mirar, y utilizar bombas de plasma gravitatorias para explotarles la cara a los enemigos (es todo un pro, como podéis ver).

blackthorne_reverse_shot_kill_by_digi_matrix-d7efcodtumblr_njoibkBOXF1r7sijxo1_500

El juego cuenta con diecisiete niveles divididos en cuatro áreas: las minas de Androth, los bosques pantanosos de Karrellian, el Páramo desértico y la Torre Oscura, donde se encuentra Sarlac. A medida que el juego progresa a través de estas áreas, Kyle se vuelve más fuerte, mejorando también su arma principal, una escopeta de corredera de doble cañón, pero también haciéndolo sus enemigos, que presentan muchos tipos, y no le pondrán las cosas nada fáciles.

Blackthorne_7 Blackthorne02-468x gfs_29760_2_6

Blackthorne es un título que para quién no supiese de su desarrollo por parte de Blizzard (si, amigos, es la misma Blizzard que desarrolló después Warcraft, Diablo y Starcraft, ¿a que es increíble?) se quedará ojiplático al ver que estamos ante un grandísimo y completísimo juego que da horas y horas de intrincados niveles y situaciones violentas muy satisfactorias, y además, con un argumento un poco atípico para ser un juego de Blizzard. Porque, ¿quién no tiene ganas de reventar a escopetazos cabezas de orcos, elfos y demonios de todo tipo?

Un deseo personal de este redactor es que Blizzard en un futuro se decida a incluir a Kyle Blackthorne como nuevo héroe jugable en Heroes of The Storm (orgasmo de placer “incoming” si llega a ser verdad…), tal y como hizo con The Lost Vikings. ¿Hay alguna posibilidad? Sólo el transcurrir del tiempo nos lo dirá…

PERDIDITOS, PERDIDITOS OTRA VEZ (The Lost Vikings 2, 1997)

2266461-lost_vikings_2_a

Vale, vale, ya sabemos que esta primera parte de la retrospectiva terminaba con Blackthorne en 1994, pero no podía dejarme en el tintero a la secuela del primer título tan recordado y chistoso de Blizzard Entertainment en su historia. Una secuela que ganó más fama que el anterior juego, ya que en 1997, Blizzard ya había desarrollado los dos primeros juegos de una de sus sagas predilectas: Warcraft: Orcs & Humans y su secuela, Warcraft II: Tides of Darkness (títulos de los que hablaremos ya en la segunda parte de la historia de Blizzard muy pronto). hqdefault

Después de escapar del malvado alienígena Tomator en The Lost Vikings, Erik, Olaf, y Baelog han vivido una alegre y fructífera vida vikinga al fin.  Pero entonces, un día, después de regresar de un viaje de pesca en alta mar, los tres vikingos son capturados por Tomator de nuevo. Este activa a su guardia robótico para enviarlos a una arena de lucha a muerte, que por desgracia se desactiva cuando ocurre un apagón del sistema.  Durante el apagón, los tres vikingos desmontan pieza a pieza al robot y se equipan cada uno con ellas, lo que les concede nuevas habilidades tecnológicas, y se disponen a volver a su casa intentando tomar el control de la nave espacial de Tomator.

Sin embargo, antes de llegar al puente de mando, se envían por error a través del tiempo una vez más, cuando Olaf tira del interruptor de la máquina del tiempo donde pone “no tocar”, que confunde con un donuts (si es que Olaf, que despistadete y glotón eres…). Equipados con el nuevo equipo robótico que desguazaron antes, Erik, Olaf, y Baelog deben hacer un nuevo viaje a través del tiempo con el fin de encontrar su camino de vuelta a casa. Durante la aventura, se hacen amigos de un lobo llamado Fang (al que de forma continua confunden los vikingos humorísticamente con un animal diferente, concretamente con una mascota puntiaguda perteneciente a Sega y con un marsupial con tendencia a romper cajas de Sony…) y un pequeño dragón llamado Scorch.

Podremos manejar a estos cinco personajes a lo largo del transcurso del juego. Sin embargo, para no complicar mucho la situación para el jugador, sólo podremos jugar predefinidamente con tres de los cinco personajes por cada nivel.

En lo que respecta a la jugabilidad, no hay muchas variaciones con respecto al anterior juego. Tendremos que intercambiarnos los controles de los tres personajes jugables en cada nivel para combinar sus habilidades y salir airosos de diversas situaciones. La gran novedad reside precisamente en estas nuevas habilidades que los personajes presentan. Erik ahora tiene botas con turbo-propulsión que le permiten realizar saltos a mucha más altura que antes y aplastar ciertas paredes superiores para avanzar. El casco también le permite nadar (es el único de los cinco personajes con esta habilidad). El arco de Baelog ha sido reemplazado con un brazo biónico que puede aplastar a los enemigos desde lejos. El rango es un poco limitado en comparación con las flechas del primer juego, pero el brazo biónico también permite a Baelog oscilar en el aire utilizando ganchos especiales y poder conseguir objetos inaccesibles a los demás. Olaf puede liberar gas (si, es un poco guarrete) que le permite saltar hacia arriba, dándole el poder de destruir paredes superiores, además de poder seguir utilizando su escudo como ala delta. También se puede encoger de tamaño mediante el aparato robótico que lleva encima para pasar a través de pequeños huecos.

105707_w500_h281_flost-vikings-2-the-screenshot-002 lost-vikings-2-02

Las habilidades de los nuevos personajes tampoco se quedan cortas. El lobo Fang puede saltar, trepar paredes y descuartizar enemigos con sus garras a corta distancia, mientras que el dragón Scorch tiene un ataque de bola de fuego, que daña a los enemigos y puede activar ciertos interruptores a distancia, y también puede volar por un tiempo limitado.

lost-vikings-2-04

the_lost_vikings_ii_image3

008_lost_vikings2_screenshot (1)

Este juego presentó también versiones para PC, Sega Saturn y Sony Playstation, aunque estas no fueron desarrolladas por la propia Blizzard. Presentaban gráficos pre-renderizados en 3D, una música totalmente diferente a la de la versión de SNES, y un elenco de voces de doblaje en inglés muy entrañable y gracioso para su época. Estas versiones mejoraban por mucho a la versión de SNES, aunque, yo, redactor de este artículo, en mi opinión, me decanto más por la versión de la consola de Nintendo, que mantenía ese encanto y esa esencia geniales de la primera entrega con sus gráficos en 2D de 16 bits estilo cartoon.

lost-vikings-2-ss1

65129-TheLostVikings2

maxresdefault

¡Y hasta aquí la primera parte de la retrospectiva sobre la historia de Blizzard Entertainment! En la siguiente parte, hablaremos ya sobre una de sus sagas más reconocidas y aclamadas por el público, y que aún hoy en día sigue teniendo un seguimiento y un éxito sin igual: la saga Warcraft.

¡Nos vemos! Seguid a Game On para conocer e informaros sobre la actualidad del mundo de los videojuegos.

16 bits, actor de doblaje, Actualidad del videojuego., Actualidad y cultura del mundo del videojuego, alienígena, Allen Adham, Amiga, Análisis de videojuegos retro y actuales, and, Androth, Anillo, Apple, Aquaman, Arrow, Baelog, Batman, Battle Chess, Black Sabbath, Blackthorne, Blizzard, Blizzard Entertainment, California, CEO, Commodore 64, Comunidad del Anillo, Crash, Crash Bandicoot, Cultura del videojuego, DC, DC comics, Deep Purple, Diablo, Doomsday, dragón, EEUU, El Señor de los Anillos, elfos, Erik, escopeta, Estados Unidos, F-Zero, Fang, Fellowship Of The Ring, Final Fantasy, Flash, Formación en videojuegos, Formación Gamer, Frank Pearce, Frodo, Gandalf, Green Arrow, Heavy Metal, Heroes Of The Storm, HotS, Interplay, J.R.R. Tolkien, Justice League: Task Force, Kyle, Kyle Blackthorne, Kyle Vlaros, La Torre Oscura, Lex Luthor, Lobo, luis urueña, Macintosh, Mario Kart, Metal, Metropolis, Mike Morhaime, MS-DOS, nave espacial, Nintendo, Nórdicos, Norse by Norsewest, Olaf, Orcos, Overwatch, Paranoid, PC, Pistolero, Play, PlayStation, Podcasts de radio online sobre videojuegos y su cultura, postapocalíptico, Programa de radio online y en FM sobre videojuegos con noticias, PSOne, Radio de videojuegos, Radio Gamer, Retrospectiva, Rey Vlaros, Rock n' Roll, Rock n' Roll Racing, Roland Deschain, RPG, Saga, Sarlac, Scorch, Sector del videojuego, Sega, Sega Saturn, shooter, Silicon & Synapse, SNES, Sonic, Sonic the Hedgehog, Sony, StarCraft, Stephen King, Super Nintendo, superhéroes, Superman, The Dark Tower, The Death and Return of Superman, The Lord Of The Rings, The Lost Vikings, The Lost Vikings 2, Tierra Media, Tolkien, Tomator, Tuul, Universo DC, Videojuegos en la Radio, Vikingos, Warcraft, Web especializada en videojuegos y en noticias de actualidad gamer, Windows, Wonder Woman, Zerg
Author Luis Urueña
Published
Views 319

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías