¡Hola, muy buenas gameoneros! ¡Volvemos con una nueva review! Una muy esperada por la comunidad, porque hablaremos sobre el regreso de una de las sagas de culto más aclamadas de acción, sigilo y RPG a lo largo de la historia, adaptándose a la presente generación de consolas con una nueva entrega. Vuelven los aumentos y mejoras cibernéticas, las historias de conspiraciones y tramas conflictivas entre corporaciones, todo ello enclavado en una ambientación Cyberpunk sin igual que da un toque magnifico al conjunto. Y, por supuesto, vuelve el carismático y duro agente cyborg, Adam Jensen, dispuesto para una nueva misión por la salvaguarda de la humanidad. Ya está aquí Deus Ex: Mankind Divided. ¡Vamos allá!

 

 

ES UNA ERA DE CAOS Y CONSPIRACIONES

 

Para aquellos que sean neófitos dentro de esta saga y no conozcan nada aparte de lo que hayan oído hablar de este Deus Ex: Mankind Divided, tranquilos. Haremos ahora mismo un breve repaso a los orígenes de esta serie de aventuras futuristas.

Warren Spector, creador de la saga Deus Ex, y que también contribuyó con su granito de arena con las sagas de System Shock, Thief e incluso trabajó posteriormente con Disney Interactive creando las dos entregas de Epic Mickey. Todo un portento dentro de la industria de los videojuegos.

 

Como muchos jugones “enteradillos” ya sabemos, Deus Ex no es una saga nueva sacada de la manga de Square Enix y Eidos Montréal. Para nada, ya que su primera entrega salió en el año 2000 de la mano del estudio de desarrollo Ion Storm, muy conocido en su momento por tener dentro de sus integrantes a Warren Spector, considerado por muchos como uno de los mayores desarrolladores de la historia, no sólo por crear la saga Deus Ex, sino también de crear la también aclamada y conocida saga de rol y acción cibernética y de terror System Shock (precursora espiritual de BioShock) y la saga del ladrón más sigiloso de todos los tiempos, Garrett, con los primeros títulos de Thief, (en los que casualmente, Ken Levine, guionista y creador de la saga BioShock, también participó…). Personalmente, el autor de este artículo que estáis leyendo lo considera un portento de figura dentro de la industria. Sin exagerar el más mínimo ápice de ello.

 

 

En Deus Ex somos el agente J.C. Denton, operativo dentro de las Naciones Unidas durante el año 2052, que viajará por todo el planeta para desentramar una conspiración en torno a distintos grupos ocultos que quieren deteriorar el progreso de la humanidad en pos del avance de la tecnología.

 

 

 

DeusExInspirations
Este título era toda una novedad para la época, ya que combinaba diferentes géneros que hasta el momento no se habían cruzado, como son la acción en primera persona, elementos de diálogos y mejoras típicas de un RPG y mecánicas de sigilo muy acentuadas, todo ello con un argumento y ambientación basados en obras de ciencias ficción y en el cine de temática futurista y distópica, como pueden ser Blade Runner, Dark City, o incluso el conocido manga/anime japonés Ghost In The Shell, donde podemos ver que la mayoría de conceptos esenciales del juego como las mejoras cibernéticas del protagonista, o incluso el aspecto o look del mismo, así como los temas morales tratados, como el transhumanismo y el progreso de la robótica y la tecnología, vienen de esta obra de Masamune Shirow.

 

Lo curioso y lo más notable de este título fue, además de su abrumadora buena acogida por parte de muchos jugadores por su narrativa, que nos permitía saber muchos detalles del estado moral, filosófico y político de este mundo Cyberpunk futurista, también la libertad de expresión y de toma de decisiones mediante los diálogos que podíamos tener con otros personajes, pudiendo muchas veces evitar confrontaciones innecesarias, incluso pudiendo llegar a pasarnos el juego entero sin necesidad de matar o herir a alguien. Algo que aún a día de hoy podemos ver como seña de identidad también de las nuevas entregas como Human Revolution o Mankind Divided, todo un lujo.

 

 

Su secuela de 2002, Deus Ex: Invisible War, continuó el legado del primer título, con una mejora gráfica notable con el motor Unreal Engine 2, aunque se dejó un poco de lado la fórmula más sigilosa y diplomática del anterior juego para centrarse más en la acción directa disparando a casi todo bicho viviente. Algo que hizo que la saga se estancase, y la verdad, no fue del agrado de todos los fans venidos del primer título. Es por ello que Ion Storm (y con él, Warren Spector también), quitando otras circunstancias más acuciantes, fuese a pique y cerrase sus puertas a nuevas entregas, dejando la posibilidad de continuar la saga en un futuro en manos de Eidos.

 

 

En mi opinión, Invisible War no fue un mal título dentro de la saga, y creo que al menos intentó dar un paso adelante añadiendo algo más de dinamismo a las mecánicas y al avance del juego, aunque si que es cierto que dejó de lado lo bueno que tenía el anterior título y no se sintiese igual, viéndose en muchas de sus facetas (que no en todas, ojo) como un shooter en primera persona más. Aún así, es un juego muy recomendable, la verdad, y con muchas posibilidades.

 

 

 

Y llegando a 2011, pudimos ver el excelente y genial “renacer” de la saga a través de una precuela argumental, Deus Ex: Human Revolution, que tan bien realizó Eidos Montréal. Un nuevo protagonista, Adam Jensen, hacía las veces de agente cibernético con sed de búsqueda de verdades escondidas en una serie de escenarios Cyberpunk, ambientados en un 2027 que para los estándares de la generación de Xbox 360 y PS3 fue mostrado con una puesta en escena maravillosa, dándonos muchas reminiscencias jugables a la primera entrega de la saga, con esa atención al detalle y a la libertad de expresión y acción característicos, que se perdió un poco en Invisible War, y además, dando a conocer esta saga al público general de forma esplendorosamente impecable.

 

 

Sin duda, la mejor versión de Human Revolution la podemos encontrar en su Director’s Cut, que añade todo el contenido de los DLCs que salieron, y un montón de mejoras en iluminación, sonido, y jugabilidad, dando incluso aún más libertad de acción en cuanto a las opciones “pacifistas” con respecto a los enfrentamientos contra los jefes del juego, algo que en la versión de base del juego era bastante limitado, ya que no nos daban opciones a no enfrentarnos contra ellos, teniendo que hacerlo obligatoriamente. No obstante, también es recomendable jugar a la versión base, no desmerece para nada la experiencia jugable, y es sin duda uno de los mejores juegos de la pasada generación de consolas. Además, aparte, claro está, de que Human Revolution (sea Director’s Cut o no) es casi obligatorio jugarlo, básicamente, por el mero hecho de saber de antemano los entresijos de la trama que ocurrirá después en Mankind Divided. 

 

 

Y hasta el día de hoy, llegamos a lo que nos concierne. Hablemos ya, al fin, de Mankind Divided, la secuela del excelente Human Revolution.

 

NO PUEDES MATAR AL PROGRESO

Deus Ex: Mankind Divided es, al igual que las entregas anteriores, un shooter con mecánicas muy bien marcadas de sigilo y con componentes de rol definidos. En cuanto a esto, cabe decir que sigue una estela muy continuista con respecto al anterior título, Human Revolution, repitiendo incluso algunos de los aumentos o mejoras cibernéticas, aunque con un lavado de cara más que impresionante y muy bien perfilado.

Argumentalmente, nos encontramos dos años más tarde desde los acontecimientos de Human Revolution, con un Adam Jensen más furioso y desatado que nunca debido a lo ocurrido anteriormente. Corre el año 2029 y los humanos aumentados mecánicamente han sido relegados al estatus de parias que viven totalmente marginados y aislados del resto de la sociedad.

Nuestro protagonista, Adam Jensen, es ahora un experimentado agente encubierto en un mundo que ha dado en despreciar a los de su clase. Equipado con un nuevo arsenal de armas y aumentos de última generación, Adam tendrá que escoger bien la estrategia adecuada y en quién confiar para destapar una conspiración a escala global.

 

 

Así, la historia de esta secuela nos trasladará a este mundo Cyberpunk, donde nosotros como agentes imparciales tendremos que elegir nuestro propio camino, todo ello marcado con las decisiones que tomemos en cada momento, mediante los diálogos que tengamos con ciertos personajes. Es un aspecto que siempre se lleva a cabo de forma excelente dentro de la saga, y en esta entrega no es para menos, pudiendo tener varios finales dependiendo si hemos sido benevolentes o alguien destinado a ser el mismísimo diablo en la tierra.  Hay que tener esto muy en cuenta, ya que una vez decidamos algo dentro del juego, no habrá vuelta atrás (al menos la mayor parte de las veces).

 

 

La historia en sí, además, trata temas de corte moral, político y filosófico en muchos aspectos, con una trama muy interesante y con toques muy cinematográficos, dignos de una gran superproducción. Claramente, es lo que más ganas tendremos de desentramar conforme avancemos en el juego.  

 

Pero sin duda, obviando esta parte, la genial jugabilidad de este título radica en el sigilo predominando sobre la acción, premiándonos de forma benévola con un sistema de puntos de experiencia (llamados Praxis en el juego) con los que podremos desbloquear mejoras u habilidades en forma de aumentos para implantar en el cuerpo de Adam Jensen. Pero antes de hablar de este sistema, vamos a comentar las facetas del sigilo y la acción de este juego, que están ligadas al Praxis también.   

 

 

Un punto importante a la hora de adentrarnos dentro de las facetas de sigilo de este Deus Ex es lo que podemos llamar como sus “bases de detección“. En otras palabras, qué factores son los más importantes para nuestros enemigos a la hora de detectar a nuestro personaje.
 
Al contrario que en otras sagas prominentes en mecánicas de sigilo, como en el caso de Thief, las cuales se basan principalmente en la baja o alta iluminación en la que esté inmerso el personaje, o en Dishonored, donde sus bases se fundamentan en el mero contacto visual del enemigo hacia nosotros, aquí en Mankind Divided la mayor parte de las bases de detección del sigilo están marcadas por el sonido y la velocidad a la que nos movamos por el entorno, teniéndose muy en cuenta el aprovechar los patrones de movimiento de los enemigos para así poder ir a una velocidad adecuada y avanzando con el menor ruido posible. Son bases de detección, como digo, indispensables a la hora de jugar a cualquier Deus Ex que se precie, incluso los clásicos.

 

No obstante, eso si, esto no quiere suponer que la iluminación, la visión frontal directa u otros factores no sean algo también importante. Muchas veces se premia (literalmente, con puntos de experiencia Praxis dentro del juego) el buscar y utilizar escondites oscuros, conductos de ventilación, pasadizos y el uso de nuestras habilidades y mejoras cibernéticas como el campo de invisibilidad para salir mejor parados de según que situaciones peligrosas infestadas de alta seguridad. Saber jugar nuestras cartas combinándolas con las bases de detección expuestas anteriormente, nos hará mejores agentes y ser más eficientes a lo largo de la partida.

 

En cuanto a la acción directa, estamos ante un shooter convencional en primera persona, con opciones a disparar en una vista en tercera persona protegiéndonos a través de coberturas, casi como si de un Gears Of War se tratase. En este punto, hay una mejora sustancial y muy interesante con respecto a entregas anteriores, y es que podremos personalizar nuestras armas mediante accesorios y elementos para incorporar, como silenciadores, miras telescópicas, e incluso, tipos de munición especializada como balas electromagnéticas para la pistola, o munición aturdidora o de dardos tranquilizantes para nuestro rifle, por poner ejemplos. Una forma genial para introducir progresión en el juego, complementándose también con el sistema Praxis.

 

 

Aunque, la mayor parte de las veces utilizaremos nuestros aumentos o mejoras cibernéticas, como el potente y desvastador sistema explosivo Tifón (un aumento que nos permite disparar a través de nuestro cuerpo, metralla ardiente a nuestros enemigos), las cuchillas de nuestros antebrazos, para realizar ejecuciones brutales por la espalda, o el pulso electromagnético, muy eficaz contra enemigos pesados.

 

 

Y, la verdad, benditos sean estos aumentos. Los podremos ir desbloqueando conforme ganemos puntos Praxis si realizamos buenas decisiones y salimos airosos en las conversaciones, disparar de forma certera a la cabeza de los enemigos, conseguir piratear dispositivos y ordenadores de forma eficaz… y un etcétera más de posibilidades. Tendremos varias ramas o tipos diferentes a desbloquear, según a lo que nos queramos enfocar en nuestra partida, como aumentos destinados al “hacking” o la desactivación y el control de robots o cámaras, otros destinados a los atributos del personaje, como el correr más tiempo, aumentos de salud, de aguante de disparos, o de células de energía para consumir al hacer uso de nuestras armas, o los de ataque que hemos mencionado antes como el pulso electromagnético o el Tifón.

 

 

Sin embargo, hay un pero dentro de este sistema que quiero recalcar, y es que Eidos Montréal ha decidido incluir pequeños paquetes de micropagos para obtener más puntos de Praxis o de dinero del juego en créditos de forma inmediata. Para los que hayan leído alguna de mis reviews anteriores (si no, os lo expongo ahora, no hay problema…), sabrán que soy un usuario que está en contra de estas malas prácticas por parte de las empresas desarrolladoras, sobretodo cuando lo hacen sin avisar y las incluyen sin más sin decir nada a nadie, como es este caso. Sí, son micropagos que son opcionales, pero como siempre se dice, una tirita no tapa una puñalada. Y como se ha podido ver, no soy el único molesto en que hagan estas cosas, mucha parte de la comunidad no ha dudado en quejarse. ¡Gracias al cielo!

 

En definitiva, tenemos un sistema de juego bastante completo y con muchas facetas, que hará las más meticulosas y cariñosas delicias de los más fans de la saga, además de ofrecer un lavado de cara con mayor dinamismo, estilización y personalidad al conjunto, con una trama muy interesante y bien hilada que nos dejará pensando muchas veces.

 

UN ALTO GRADO DE TRANSHUMANISMO

En cuanto al apartado gráfico y técnico, creo que con las imágenes que estaréis viendo repartidas por el artículo os podréis hacer una gran idea de como luce. Francamente, en comparación con respecto a Human Revolution, Mankind Divided presenta una muy buena mejora en el estilo visual y en como se transmite la ambientación, con unas animaciones en general bastante más pulidas y mucho, mucho más realistas que antes. Es una maravilla el ver como reaccionan, por ejemplo, los personajes en las escenas de diálogos, casi pareciendo como si estuviésemos presentes ahí, viendo sus expresiones de forma detallada.

Lo único que podría mejorarse es con respecto a la sincronización labial con el doblaje, que gravemente en algunos momentos de conversaciones, veremos incluso que el propio Adam Jensen mueve la boca de forma aparatosa y sin concordancia con lo que está diciendo en ese momento. Algo que se podría arreglar de alguna forma, sin duda, porque a veces empaña la experiencia. Al igual también que se presentan fallos (al menos en la versión en castellano) en la coherencia con los subtítulos, mostrando a veces frases que en ese momento el protagonista o el otro personaje no está diciendo verbalmente. Recemos porque puedan arreglar estos fallos en un parche.

Respecto a lo que podemos ver en cuanto a gráficos, luce excepcionalmente bien todo. Con el uso del nuevo motor gráfico Dawn Engine, creado para la ocasión, veremos efectos visuales, entornos y acciones mucho más realistas, con una ciudad de Praga (lugar donde nos situaremos en la mayor parte de la aventura) en constante movimiento y llena de vida, bullicio y conflictos por todas partes, sin sentirse nada vacía, con esa rica y bella esencia Cyberpunk que tanto caracteriza el universo Deus Ex.

Podremos ir de una punta a otra de la ciudad a través del metro, con transiciones y todo incluidas, curiosas para aliviar los tiempos de carga entre zonas.

Personalmente para este análisis, he estado jugando a la versión de Xbox One, así como en la versión de PC, y si que he podido notar que en esta última hay problemas de rendimiento, con caídas de fps que si bien no son constantes, si que lastran algo la experiencia jugable.

 

Como siempre, para concluir este apartado, podéis ver una comparativa de entre todas las versiones de este Deus Ex, así como las diferentes configuraciones que tiene la versión de PC, para que así podáis sacar vuestras propias conclusiones de lo que os parece gráfica y visualmente este pedazo de juegazo.

CONCLUSIÓN

 

La saga Deus Ex ha vuelto por todo lo alto, sin duda. Mankind Divided es una nueva entrega muy bien realizada, con una calidad en general muy bien llevada y con unos estándares excelentes, con una jugabilidad entecruzada entre distintos géneros como la acción, el rol y el sigilo muy bien complementados, pulidos y dinamizados en comparación con respecto a las anteriores entregas de la saga. Si que es cierto que peca de ser algo continuista, pero lo más destacable de este Deus Ex es sobretodo la actualización de esta saga de renombre a la presente generación de consolas, que recomiendo encarecidamente para aquellos fans enamorados de este universo jugable de temática Cyberpunk que nació allá por el 2000, y por el anterior juego, Human Revolution, que fue merecidamente uno de los mejores juegos de la pasada generación.

 

Una gran vuelta de Adam Jensen al redil, que quitando fallos vistos en el doblaje y en la coherencia de los subtítulos (repito, al menos en la versión en castellano), y ese sistema de micropagos poco agraciado y útil dentro del juego, es una gran oportunidad de volver (o conocer) a esta magnífica saga de culto, que tantos buenos momentos nos ha regalado y nos está regalando con este Mankind Divided.  

 

¡Nos vemos! Seguid a Game On para conocer e informaros sobre la actualidad del mundo de los videojuegos.

 

8.5

Pros

  • Un regreso en muy buena forma de la saga Deus Ex, que hará las delicias de sus fans más acérrimos de cara a la presente generación de consolas.
  • Gráfica y técnicamente, cuenta con un nivel de detalle muy bien trabajado y conseguido en cuanto a ambientación e interacciones con otros personajes, con animaciones, expresiones faciales y situaciones que hacen sentirnos inmersos dentro del universo de juego al instante.
  • Como es costumbre en la saga, dentro de su jugabilidad hay una gran variedad de formas de actuar y llevar a cabo las misiones y la trama del juego, con opciones de sigilo o de acción directa mezcladas con componentes de rol y progresión mediante mejoras.

Contras

  • Para los menos fans de la saga, el sistema de juego puede parecer algo lento en su avance y no tan rápido y directo como otros shooters o juegos de disparos en primera persona.
  • Presenta problemas en cuanto a sincronización labial (al menos en la versión doblada en castellano) dentro de los diálogos con los personajes. También hay fallos de contexto dentro de los subtítulos.
  • En la versión para PC, presenta problemas de rendimiento, con caídas de frames y fallos en la estabilidad del juego en ciertos puntos.
  • La inclusión de micropagos dentro del sistema de puntos de experiencia Praxis y del dinero en créditos del juego es una decisión polémica, y muy poco acertada dentro del título.
Author Luis Urueña
Published
Categories Review
Views 296

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías