Los pasados días 24 y 25 de septiembre, en los pabellones seis y ocho de IFEMA, tuvo lugar una de las ferias más importantes para los amantes del manga, el anime, los videojuegos y Japón en general: Japan Weekend 2016.

Durante dos días todos los fans pudieron acceder a todas las actividades preparadas por la asociación y los diferentes stands sin tener que esperar apenas nada, y con sitio más que de sobra en el interior, lo cual es una gran ventaja con respecto a las ediciones realizadas en el Pabellón de Cristal.

 

 

Eso sí, como es evidente, lógico e inevitable, la aglomeración de todos los visitantes en los stands para adquirir artículos e informarse de lo que ofrecían estaba a la orden del día, pero no hubo problemas y, de nuevo, la espera era mínima.

 

Karaoke, torneos de lucha, rol, combates pokémon, duelos de cartas, tiro con arco, airsoft, bailes, algo de soft combat a última hora y un ambiente inmejorable fue lo que la asociación preparó con esmero para todos los que asistieron.

 

 

Como no podía ser de otro modo, los cosplays estaban a la orden del día. Y el nivel de los de esta edición demuestra que la cultura cosplayer está más arraigada y se vive con cada vez más pasión y esmero cada año que pasa. Y eso se dejó ver en el inmenso concurso de cosplays de la tarde del domingo. Durante más de tres horas los más de 70 participantes desfilaron sobre el escenario, enseñando al público sus creaciones, orgullosos, del resultado que consiguieron. ¿Y quiénes fueron los elegidos para decir qué cosplay debía llevarse el primer premio?

 

 

En esta edición, el jurado estaba formado por grandes cosplayer del panorama internacional, que durante el sábado estuvieron firmando autógrafos a los fans (que para esto sí tuvieron que esperar un buen rato): Geheichou, Liui Aquino, Yaya Han, Twinfools y Nova formaron el jurado que designaron al ganador.

 

 

Ser reconocidos por cosplayers de esta categoría es todo un honor para los concursantes. Personalmente, después de ver todos los concursos de cosplays de estas ferias durante algunos años ya, puedo afirmar sin miedo, como he dicho antes, que el nivel no hace sino crecer cada año que pasa.

 

Las actividades que se ofrecieron durante todo el fin de semana fueron muy variadas y curiosas: charlas de paneles, es decir, cosplays grupales que respondían a las preguntas de los asistentes, exhibiciones de artes marciales, donde los asistentes podían apalizar a unos duros, aguerridos,  dóciles cual sparring a los sacrificados alumnos de las distintas escuelas, torneos de videojuegos, sorteos, concursos de baile, una carrera entre varios voluntarios para poder identificar a qué anime (y en qué posición y temporada) pertenecía el fragmento de canción que sonaba… los asistentes tenían planes para pasárselo en grande para todo el fin de semana.

 

 

Personalmente, los que más me sorprendieron fueron las ganas, el arrojo, la pasión que demostraban aquellos que se acercaban hasta el stand de Asian Club Spain, que durante todo el fin de semana estuvieron poniendo al festival japonés música pop de Korea, es decir, K-pop. Algunas de las actividades que ofrecieron fueron interesantes charlas, como la de Carlos Largo, colaborador de Cuarto Milenio, en la que habló de Aokigahara, el tristemente famoso “Bosque de los suicidios”, la fotografía en Japón a lo largo de la historia, clases para aprender chino y coreano, un concurso de covers… y lo que más gente atrajo: bailar k-pop.

 

 

Las voluntarias del Asian Club Spain organizaron algunas sesiones en las que ponían un fragmento de cierta canción. Todo aquel que supiese el baile debía salir al centro y bailarla. Ahí, a darlo todo, sin dejarse nada para uno mismo.

La participación fue absoluta.

Además, sumar eso a la buena opinión que los numerosos participantes tuvieron de la Escape Room que organizaron allí mismo, solo deja una opción, y es clasificar sus actividades como “éxito rotundo”.

 

 

Es innegable que, cada año que pasa, la asociación de Japan Weekend va consiguiendo superarse, aprendiendo de las ediciones anteriores, para hacer cada año una fiesta que supere a la anterior, a pesar de que nunca llueva a gusto de todos.

También cabe destacar la influencia oriental del manga y el anime que va creciendo cada día en nuestro país, lo que desemboca en una sociedad de mente más abierta, con distintos puntos de vista del mundo que nos rodea.

Published
Categories Anime Eventos Manga
Views 258

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías