¡Ya está aquí! La nueva consola doméstica de Nintendo ha sido revelada hoy, 20 de octubre, con algo de retraso respecto a la hora indicada (16:00). Y llega con ganas de que nos replanteemos todo lo que se espera de una sobremesa. Hasta el propio concepto de sobremesa.

 

 

La primera novedad es que cambia de nombre. De Nintendo NX pasamos a Nintendo Switch, nombre que describe perfectamente su principal premisa. Además, estrena también un logo bastante bonito. Como se esperaba, la consola es un híbrido entre la movilidad de una consola portátil y la potencia de una doméstica. Parte de las características técnicas ya han sido confirmadas por Nvidia. La consola corre sobre un procesador Tegra personalizado. Según la compañía, incluye una GPU Nvidia personalizada basada en la misma arquitectura que las mejores tarjetas gráficas GeForce.

 

Satoru Shibata, presidente de Nintendo of Europe ha declarado: “Espero que estas primeras imágenes de Nintendo Switch hayan dado a los fans una idea de las posibilidades que se abrirán ante ellos cuando tengan libertad para jugar cuando, donde y como quieran. Nuestros equipos y muchos otros desarrolladores se están empleando a fondo para crear experiencias únicas para el disfrute de los jugadores, y estamos deseando poder enseñaros más”.

 

La propia consola es pantalla y mando, llevando un paso adelante el concepto de Wii U. A falta de especificaciones, aún no hay mucho que decir, se intuye discreta y otorga todo el protagonismo a la pantalla. La misma es de alta definición, pero no se especifica la resolución. Probablemente, como mínimo, sea exacta a la del mando de Wii U (854 x 480), aunque es probable que la mejore. Una de las cosas que más llaman la atención es la ausencia de ranura para CDs, que es sustituida por una ranura para pequeñas tarjetas, similar a la de Nintendo 3DS. Los veteranos podéis saludar de nuevo al cartucho.

 

ci_nintendoswitch_mosaic_image912w

 

Como puede verse, la consola se acopla a una base llamada Nintendo Switch Dock, que recuerda a la base de Wii con funciones extras. Parece que su diseño se ha centrado en liberar a la consola de cualquier elemento ajeno al hardware dedicado al juego. La misma conecta la consola a la televisión, presumiblemente alojará el router e irá conectada a la corriente, permitiendo cargar la batería de la consola (sobre la duración de la misma, de momento no hay datos). Tampoco se ha confirmado si la base otorgará un extra de asistencia gráfica o velocidad de carga cuando se juegue en casa, pero no es nada descabellado. La base tiene un look retro bastante curioso y cumple, además, la función de tapar la pantalla del mando, solucionando uno de los problemas de Wii U cuando utilizabas un mando externo.

 

nintendo-switch-01

 

El mando, propiamente dicho, son dos pequeñas protuberancias a los lados de la pantalla que pueden encajarse y desencajarse de la misma. Y aquí es donde viene la parte interesante. Reciben el nombre de Joy-Con y, al jugar en casa, irán sujetos a una base central llamada Joy-Con Grip. La misma es, básicamente, una batería con dos sujeciones a los extremos para insertar los Joy-Con. De este modo, será como tener un mando tradicional. El diseño les ha quedado, en opinión de quien escribe, elegante y certero, liberando la zona central y distribuyendo los botones secundarios en los laterales. La distribución de los botones principales es clásica y, quizás, lo más llamativo es que, por primera vez, Nintendo cambia la cruceta tradicional por 4 botones direccionales. No obstante, para los conservadores, Nintendo también ha confirmado la existencia de un mando clásico (Nintendo Switch Pro Controller) que tiene un aspecto muy parecido al Wii U Pro Controller. Sin embargo, esta vez no parece que vaya a haber argumentos de “peso” para pasarse a la alternativa.

 

nintendo-switch-pro-controller

 

Por otro lado, la pantalla tiene una pequeña pestaña desplegable en el lado trasero para poder apoyarla en superficies al  jugar en el exterior. La gracia de los Joy-Con es que incluso puedes separarlos de la pantalla y jugar en un sistema a manos separadas que recuerda mucho al Wiimote y al Nunchuk, recuperando una de las mejores ideas de Wii. Teniendo todo esto en cuenta, los Joy-Con parecen la culminación de Nintendo de una década de estudios de controles.

 

Son, además, muy versátiles. Pueden utilizarse por separado como mandos individuales a modo de NES y SNES (como cuando jugábamos a Wii con el Wiimote de lado), y con control mejor implementado. En esta modalidad, cada Nintendo Switch podrá integrar 2 Joy-Con a la vez. Lo que significa que, solo con el mando básico que viene con la consola, ya tenemos multijugador a dobles. Otra opción es interconectar dos Nintendo Switch y poder jugar 4 jugadores simultáneamente en dos pantallas. Para los que busquen la clásica experiencia de 4 jugadores en el salón, existirá la opción de comprar más mandos, conectarlos a la consola y jugar en la televisión. Esto último no se ha confirmado, pero sería inaudito que Nintendo acertase en tantos aspectos y fallase aquí. Quizás más importante sea preguntarse si los Joy-Con y el Joy-Con Grip se podrán comprar por separado o el usuario se verá obligado a comprar el Wii U Pro Controller. Una duda importante que habrá que despejar.

 

 

 

Por otro lado, en la presentación también han podido apreciarse algunos Amiibos. No se ha confirmado, pero se da por hecho que los mismos serán totalmente compatibles con la consola. Aparte de The Legend of Zelda: Breath of the Wild”, “Dragon Quest X” y “Dragon Quest XI” no se han anunciado más juegos, aunque han podido verse un puñado de conocidos, como “The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition”, “Mario Kart” y “Splatoon”. También han enseñado unos segundos de un nuevo Mario que puede ser una demo técnica, aunque probablemente se trata de la confirmación de la existencia del nuevo Mario 3D aún sin anunciar. Junto a los juegos han mostrado el clásico panel de compañías trabajando actualmente en Nintendo Switch. Sorprende encontrar a antiguas renegadas como EA, con las que Nintendo debe haber planteado un borrón y cuenta nueva.

 

companias-colaboradoras-nintendo-switch

 

Es todo lo que se sabe de momento. Quizás la pregunta que se queda en muchas cabezas es “¿Cuánto tiene de portátil y cuánto de sobremesa”? Imposible contestar ahora, pero voy a mojarme. En mi opinión, el éxito de las plataformas de Nintendo siempre radica en cuánto consigan desmarcarse de la competencia y en tener un diseño inteligente. A falta de conocer las características técnicas y el servicio online, parece que Nintendo ha acertado.

 

Nintendo Switch parece destinada a recuperar a los usuarios descontentos de Wii U y a dar el relevo a la 3DS, aglutinando a todo su público en una misma plataforma; voy incluso a plantear un escenario que aún no se ha debatido: Si Nintendo Switch sustituye a 3DS eso significaría que sus funciones características (la plaza mii, sus minijuegos y el Streetpass) pasarían a la nueva consola, consiguiendo un contenido muy potente de salida. Por supuesto esto es una elucubración, pero entra dentro de lo posible. Si el precio es razonable, va a ser difícil resistirse a un plataforma tan versátil y a un conjunto tan atractivo. Por otro lado, la falta de stylus y de información sobre su pantalla, nos hace pensar que es el fin de la era del touch para Nintendo. Evolucionar o morir. Nintendo sabe de esto más que nadie.

 

Saldremos de dudas en marzo de 2017. Faltan 5 meses escasos…

Published
Views 294

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías