¡Buenas gameoneros, hoy vamos a analizar Flat Kingdom Papercut Edition! Para hacer eso en la profundidad que esta pequeña obra se merece, vamos a separar la historia de la jugabilidad, porque esta segunda se merece todo un libro que se titule: ”Como sí hacer las cosas” que el resto de desarrolladoras deberían leer.

 

Vamos a arrancar con la premisa histórica y argumental. El reino en el que se desarrolla la historia estaba colmado por el caos y los monstruos. La gente era infeliz, vamos, básicamente era algo parecido al 2016 de la política española. Pero entonces un sabio hechicero bajó y encerró el caos y los monstruos en 6 joyas mágicas.

 

Algunos años de paz y tranquilidad siguieron a los sucesos que ya os he contado. Sin embargo, una extraña figura irrumpe en el castillo, secuestra a la princesa del reino y se lleva la primera de las 6 joyas. Ahí empieza nuestra aventura. Nosotros somos Flat, una pequeña bola de papel (creo, al menos parece tener esa forma…) que tenía una relación muy estrecha con la princesa y su padre por lo cual le toca enfundarse su antifaz y lanzarse a recorrer el mundo en busca de su joven amiga.

 

0fdf46fb0be5d5f819f6effa0931c072

 

Después de haber dejado la premisa de la trama bien clara, vamos a empezar con lo que realmente me ha enamorado de este juego, las mecánicas. Puede parecer raro, pero este juego sigue las reglas del piedra-papel-tijeras. Pero eso lo explicare un poco mas adelante. Flat tiene la habilidad de convertirse en 3 formas geométricas diferentes: cuadrado, círculo y triángulo. Lo cual es super simple de dominar ya que poniendo de referencia un mando de PlayStation, las formas de Flat coinciden con las figuras en el mando Dualshock.

 

Cada una de estas formas tienen sus propias habilidades exclusivas. El triángulo cuenta con la habilidad de correr a todo trapo, el círculo que te brinda la capacidad del doble salto, y por último el cuadrado, que te da la habilidad de convertirte en pesado. ¿Parece excesivamente fácil no? ¡PUES NO! Conforme avanzas en el juego puedes combinar las formas para conseguir habilidades especiales, os voy a poner un par de ejemplos: La mas básica es el salto doble y cambiar a cuadrado para caer de un forma muy pesada y poder activar algunos mecanismos y acabar con ciertos enemigos. También podemos correr en forma de triángulo y cuando vayamos a toda velocidad cambiar a cuadrado y golpear paredes como si fuéramos una bola de demolición.

 

doble-salto

 

Estas mecánicas pueden parecer simples pero están perfectamente integradas en el juego. Es decir, el mapa entero esta perfectamente preparado para que el uso de una habilidad no sea una cosa puntual. Muchos juegos nos desbloquean una habilidad en un nivel y prácticamente solo la usamos en ese nivel. Este no es el caso, Flat Kingdoms desde el momento que te da acceso a una nueva habilidad te hace que sepas que vas a tener que usar esa habilidad durante el resto del juego, para tener acceso a otras zonas o incluso para derrotar enemigos.

 

Y cuanto más avanzas más se complica como es lógico, porque donde antes solo tenías que saltar dos veces para sobrepasar un obstáculo ahora tienes que: saltar dos veces, convertirte en cuadrado para eliminar a un enemigo, pasar de nuevo a círculo, saltar dos veces y caer en forma de cuadrado para activar un mecanismo, convertirte en triángulo correr y pasar a cuadrado para derribar una pared y todo es en cuestión de 20 segundos. Cuando algo esta tan bien integrado no te das ni cuenta y has pasado de no tener ni idea de como funciona el juego a jugar como todo un profesional.

 

rsp

 

Ahora vamos a hablar del combate y los enemigos. Es parte de lo que consigue esa perfecta integración en el mapa, cada zona nueva tiene sus propios enemigos, desde tranquilos peces que simplemente pasan el rato en el mar hasta lagartos aztecas que defienden su montaña. Da una sensación de que este mundo que han creado esta vivo y cada zona se nota tan diferente que ningún nivel se te hace igual al anterior. Y aquí es cuando os voy a comentar lo del Piedra-Papel-Tijeras. Sigue el mismo sistema de combate que juegos de dispositivos móviles como DC Legends o Kingdom Hearts Unchained X. Por explicarlo de otra forma, en este juego en combate, para vencer a tu enemigo tienes que usar la forma que tenga ventaja sobre la forma del enemigo. Explicado de esta forma pensemos en el triángulo como las tijeras, el cuadrado como la piedra y el círculo como el papel.

 

El combate es de alguna forma inexistente, ya que tu no atacas a los enemigos si no que simplemente los tocas y ellos mueren. Pero como en las mecánicas de las habilidades esto no se queda solo ahí. Los enemigos pueden esconder su forma real como por ejemplo un ermitaño que esconde su redonda forma dentro de un caparazón cuadrado o unas aves aparentemente inalcanzables pero que puedes derrotar devolviéndoles unos pescados que te lanzan cambiando de forma en el momento justo. Y dentro de estos enemigo al final de cada nivel nos esperan unos bosses finales que nos cortaran el paso hasta la siguiente fase. Hay una variedad enorme de enemigos finales a los que enfrentarnos y cada uno tiene un encanto personal, desde enfrentarnos a una planta carnívora, a la reina araña del reino llegando incluso a enfrentarnos con un volcán en si mismo.

 

Estos bosses explotan al máximo las mecánicas que nos han enseñado en el nivel al que pertenecen. Por ejemplo en los niveles acuáticos nos presentan las mecánicas de los pájaros que nos lanzan cosas, pues en el boss de esa fase una ballena nos lanzara cosas y nosotros tendremos que devolvérselos para hacerle un chichón y poder golpear su redondo chichón con nuestra forma de triangulo. En general la integración que ofrece los enemigos y los entornos del juego hacen que sean una experiencia 100% recomendable, pero esto no acaba aquí…

 

planta-pirana

 

Voy a terminar este articulo hablando de los gráficos del juego y de un puntito a su favor que hace mucho. Los gráficos son preciosos, esta todo animado como una especie de libro desplegable y todos los personajes parecen recortables del mismo. Muy parecido a Paper Mario aunque a mi parecer mucho mejor llevado. El mundo cambia ”A causa de la desaparición de las joyas” y ves como algunas zonas cambian in-situ lo que le da un toque muy especial de que de verdad hay alguien desde fuera moviendo el desplegable del libro. Siendo justos, así hubiera sido en mis sueños mas húmedos el Bosque de los Cien Acres en la saga Kingdom Hearts.

 

reino

 

Y el punto a favor del que os hablaba antes es el humor. El juego tiene un humor muy simple e infantil que le queda como un traje a medida, esta perfectamente llevado y los ”puntos de control” que son guardias del reino tienen una de anécdotas disparatadas que son de lo mas hilarantes.

 

gluglugluchiste-buzo
En definitiva un plataformas divertidísimo, muy parecido a Ori and the Blind Forest, pero mucho mas alegre y vivaz. Unos puzzles asequibles, nada excesivo ni demasiado fácil. Tiene unas horas de juego mas que considerables las cuales ya querría algunos triple A. Se hace muy ameno, ningún nivel es igual al anterior y el hecho de que haya notas esparcidas que expliquen las costumbres e historias de cada zona le da una profundidad a cada nivel muy interesante. La banda sonora es chulísima. De tener que sacarle algún punto negativo a este buen juego seria la IA de algunos enemigos que ellos mismos van buscando la muerte y lo difícil que es determinar las formas de algunos otros. Por lo demás, como ya he dicho… Un juego excelente.

Author Weedandplay
Published
Categories Opinión Review
Views 186

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías