¡Hola, muy buenas gameoneros! Por fin nos ha llegado esta esperada para muchos continuación de uno de los mejores juegos de sigilo e infiltración de la pasada generación de consolas, Dishonored 2, estrenándose junto con la versión definitiva de su primera parte para la actual generación. Lo cierto es que es una secuela que, siendo un avance enorme para lo visto en el primer juego en cuanto a gráficos y algunas mecánicas y situaciones novedosas, si que se ha supuesto un poco inferior en cuanto a innovación en la trama, siendo algo continuista y nada arriesgado en ese aspecto. 

 

maxresdefault

 

Aún así, Arkane Studios y Bethesda no desmerecen para nada su esfuerzo, y a través de este análisis/review, veremos en profundidad si estamos ante un paso hacia adelante o hacia atrás dentro de esta saga de sigilo y acción de temática Steampunk.

 

En nuestro programa de radio ya pudimos hacer en su momento unas breves impresiones de lo que pudimos jugar a este título, aquí servidor, Luis Urueña, y los inestimables Marcos Martínez Redondo y Jaime Martínez Barahona. Aquí os dejo el enlace al podcast de Game On, para que disfrutéis escuchándonos:

 

 

Adentrémonos como letales espías y asesinos en los lugares más oscuros y corruptos de Dunwall. ¡No esperemos más y sigamos leyendo!

 

RECUPERA LO QUE TE PERTENECE

 

Es agradable estar de vuelta 15 años después de lo ocurrido anteriormente en Dishonored, en la maldita, enferma y corrupta ciudad donde todo comenzó, Dunwall, y ahora también en una nueva localización, la isla aristócrata de Karnaca. Podremos encarnar a dos protagonistas: Emily Kaldwin, hija heredera de la difunta emperatriz, ahora convertida en toda una adulta, y siendo una asesina y espía muy resuelta; así como también se podrá repetir el papel de su maestro y el protagonista del primer juego, Corvo Attano. Esto es muy importante, teniendo diferentes matices a la hora de jugar, y mostrándose de forma muy atractiva. Y es que, el diseño de personajes, al igual que en el primer título, es simplemente genial.

 

 

Acabaremos cogiéndole bastante aprecio a los personajes, conociéndolos más en profundidad, y viendo cómo sus historias desde lo que conocemos anteriormente se van ampliando conforme jugamos. Veremos cómo han evolucionado y crecido personajes como Emily o el Forastero, y también cómo no, veremos a Corvo en plena forma, aunque más desgastado por los años, además de poder escuchar por primera vez su voz, algo de agradecer para conocer mejor y de primera mano el carácter y el pensamiento del personaje, matices que en el primer juego faltaban, y que aquí es todo un acierto necesario de cara al jugador.

 

 

La historia en sí, siendo sinceros, es muy continuista y algo predecible, con reminiscencias muy claras a lo ocurrido en la primera entrega, aunque no quita de ser interesante de seguir. Emily Kaldwin, la actual emperatriz de Dunwall, lleva gobernando la ciudad en pos de la paz y el orden desde que la plaga fue erradicada. No obstante, llegado el momento, sufre una usurpación y ocupación de su trono por parte de un visitante de otro mundo, apoyado por la hermana de su madre, Elizabeth. Esto hará huir a Emily y ocultarse en las sombras junto con su padre y maestro, Corvo Attano. La trama entonces se trasladará a Karnaca, una ciudad de nobles situada en una isla cercana a Dunwall, donde Emily y Corvo tendrán que buscar un poder oculto allí, y apoyo por parte de algún que otro personaje influyente para volver a recuperar su legítimo trono.

 

 

Pero donde reside la novedad y el acierto de esta secuela, es en la genial posibilidad jugable y narrativa de los dos personajes. Jugablemente, tienen diferencias sutiles, ya que Emily es mucho más silenciosa y utiliza mejor las trampas y los poderes que Corvo, que al contrario, es más agresivo y algo más directo en cuanto al uso de sus recursos como asesino y espía. Esto es algo muy a tener en cuenta, ya que antes de empezar la trama, tendremos la opción de jugar con Corvo o con Emily. Según nos identifiquemos con uno u otro, podremos elegir afrontar la historia como queramos, eso sí, variando esta ligeramente dependiendo del personaje que usemos, siendo muy recomendable al menos darle dos o más vueltas al juego para exprimirlo al máximo y obtener los diferentes finales, añadiendo una gran rejugabilidad al título, que nos durará en torno a las 10 horas en su modo principal.

 

 

En cuanto a este apartado, simplemente podemos decir que es notable e interesante por parte del control y el carisma entrelazados de los dos protagonistas (en eso sobretodo), aunque algo continuista y poco arriesgado en la trama con respecto a lo visto en la primera entrega. Pasemos a describir la jugabilidad.

 

SIEMPRE QUEDA UN POCO DE INOCENCIA POR PERDER

 

A diferencia de otros juegos de la misma temática o subgénero, como pueden ser los de la saga Thief por ejemplo (de los que toma más que alguna inspiración, no sólo en lo jugable… ejem…), en los que se dan situaciones puras de sigilo en las que saldremos mal parados al encararnos contra los enemigos, ya que el enfrentamiento cara a cara es prácticamente imposible, en Dishonored 2, la jugabilidad, sin lugar a duda, depende mucho del estilo de juego de cada uno.

 

 

 

Podemos elegir ser más letales y enfrentarnos cara a cara con los enemigos que encontremos por el camino, u optar por una vía más pacífica. Eso sí, claramente, si dan la alarma, vendrán más y con más fuerza, añadiendo dificultad y obstáculos a superar por doquier. Para esto, tendremos varias armas como la pistola y la ballesta (al igual que el original, con diferentes virotes a utilizar), además de la archiconocida y útil espada/cuchillo extensible, por supuesto. También tendremos a nuestra disposición armas más potentes como bombas, minas y trampas de diversos tipos. Aquí el sigilo, la delicadeza y la sutileza de atacar tras las sombras desaparecen, pero, a veces, no hay más remedio que sucumbir a los encantos de la violencia. ¡Y qué violencia, una maravilla!

 

 

 

Lo que hace más rico y variado en acciones a Dishonored 2, y que ya lo podíamos ver en el primer juego, son los poderes y mejoras de atributos. Los poderes místicos extraídos del Vacío nos harán movernos por el terreno, escondernos y atacar de forma estratégica y sigilosa con mucha más facilidad. Las mejoras, en cambio, añaden beneficios y fortalecen tu forma física y ambos se pueden ir desbloqueando según vayamos encontrando runas y talismanes del Forastero por todo el escenario. Por ejemplo, podremos conseguir aumentos de vida o bien más agilidad. Pero también podremos ver a través de las paredes, incluso conocer cuál es la ruta que siguen nuestros enemigos, así como teletransportarnos a lugares y alturas cercanas con el conocido “Guiño” o adoptar formas incorpóreas o poseer animales o personas para pasar inadvertidos.

 

 

 

Para encontrar las runas y los talismanes, podremos equiparnos el Corazón Mecánico. Si, suena algo macabro, pero este peculiar artefacto nos hará visibles estos objetos y nos dirá a qué distancia están en nuestro mapa. Algo que además, de primeras, añadirá al final rejugabilidad, ya que para obtener determinadas runas, habrá que tener algún poder específico equipado para usarlo y saber donde están ubicados para tenerlo en cuenta, siendo muy posible que en la primera vuelta del juego no podamos conseguir todo. Este Corazón Mecánico, así como algunas mejoras de nuestros atributos y poderes, nos lo dará nuestro viejo conocido del primer Dishonored, el Forastero, un personaje misterioso y peculiar que visitaremos de vez en cuando en el Vacío e intentará ponernos en sintonía con las artes místicas.

 

 

 

Al final de cada misión, al igual que en juegos como Thief (parece que no, pero Dishonored bebe mucho de esta saga…), tendremos un resumen de los enemigos asesinados o noqueados, objetos, runas, etcétera…, dándonos mejor o peor puntuación. Lo más lógico, y lo mejor para tener mejores puntuaciones es intentar pasarse las misiones lo más en sigilo posible, pero como hemos dicho antes, todo depende de como el jugador se lo tome en su propio estilo.

 

 

En definitiva, estamos ante un apartado jugable mucho más pulido y creativo en cuanto a situaciones con respecto a la primera entrega. No obstante, seguimos teniendo algunos fallos en cuanto al control, del que ya adolecíamos en parte antes, que a muchos jugadores les supondrá algún que otro dolor de cabeza por hacer tal poder u acción el personaje y no responder como debe, pudiendo significar esto morir y tener que repetir desde el último guardado. Cosas que, si llegamos a dominar, no tendremos ningún problema en disfrutar del juego.

 

SOMBRAS Y LUCES SOBRE KARNACA

 

En general, los diseños de niveles y el apartado gráfico han mejorado enormemente, son sublimes. Se han añadido muchas más opciones para transitar o recorrer el escenario para resolver las misiones como nosotros queramos, y muchos más rincones y recovecos secretos para explorar. Uno de los grandes fallos del primer Dishonored radicaba precisamente en este apartado, siendo muy pasillero y lineal y muy poco detallado en muchos aspectos (hasta el punto de preguntarnos dónde estaba la gente por no verlos en las calles…), pero sin embargo, en esta secuela, el mapeado de la ciudad y sus alrededores se ha ampliado mucho, haciéndose más abierto y libre de recorrer.

 

 

Dentro del apartado técnico del juego, contamos con un motor gráfico, Void Engine, creado para la ocasión por Arkane, que aquí hace su debut. Es una versión modificada del motor Id Tech 5, uno de los motores gráficos usados por la desarrolladora (también de Bethesda) Id Software en juegos como Rage o Wolfenstein: The New Order. Según palabras de los desarrolladores, el Void Engine supone una revolución en la tecnología de renderizado, siendo diseñado para hacer posible una dirección artística de mejor nivel y aprovechar al máximo el potente hardware que ofrece la actual generación de consolas y PC, y permite unos avances significativos en el renderizado gráfico y de iluminación, y unos entornos urbanos sorprendentemente densos y mejor detallados.

 

 

Y la verdad, no se puede estar más de acuerdo con estas palabras dichas. Sólo hay que ver cómo gracias a este motor se han introducido mejoras muy notables en cuanto a lo visual, con una iluminación y sombreado mejor posicionados y acordes que antes, y una mejor definición en general en el modelado de personajes y edificios. Añadiendo mis aportes personales a esto, hay que decir que en ambientación se ha notado mucho el cambio con este motor gráfico, pasándose de una sensación extremadamente “pastelosa” en colores y en texturas, dando poca inmersión al conjunto, para llegar a tener ahora una paleta más oscura y con más detalle y completitud, notándose mucho más la estética victoriana mezclada con Steampunk de la que hace gala esta saga.

 

 

 

Para que podáis ver y juzgar mejor este apartado, os dejamos aquí unos vídeos mostrando los gráficos de las diferentes versiones, tanto en PC (en sus diferentes configuraciones, de Muy Bajo a Ultra), como en las diferentes versiones de consola.

 

 

 

Hay que aclarar que este análisis ha sido realizado en su versión de Xbox One, y somos conscientes de que en PC se ha informado de problemas en cuanto a rendimiento y fallos gráficos en cargas de texturas, algunos muy problemáticos para muchos jugadores, que esperemos que Arkane los resuelva pronto con un parche. Por lo demás, en las versiones de consola, no han habido problemas recalcables por parte de la comunidad.

 

MI CORAZÓN LATE EN PAZ CON TU VOZ (Banda sonora del juego)

 

Mención aparte a la banda sonora, compuesta por Daniel Licht, conocido en Hollywood por crear la mayor parte de las bandas sonoras de las adaptaciones de Stephen King a la gran pantalla, como Los Chicos del Maíz, y compositor también de la banda sonora del primer Dishonored, ambientándonos de forma perfecta en el decadente y lúgubre ambiente victoriano que luce Dunwall y sus alrededores, como si Charles Dickens con Oliver Twist, o Arthur Conan Doyle con Sherlock Holmes caminasen por las calles.

 

 

Sólo con escuchar el tema principal, podemos decir que estamos ante una banda sonora ambiental magistral, que permite que el título en conjunto, si ya de por sí da una sensación estupenda al jugarlo, tenga un acabado impecable.

 

 

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

Finalmente, Arkane Studios ha hecho su trabajo, y estos son sus frutos. Podemos decir que en Dishonored 2, no hay un gran cambio a lo grande.Ha seguido una línea muy constante y continuista. Sin embargo, se han introducido mejoras sutiles, mayormente en jugabilidad, ahora mucho más fluida, con movimientos y acciones más naturales, aunque siendo algo toscos todavía para jugadores poco habituados, y con múltiples posibilidades para jugar y rejugar mediante la elección de tácticas con Emily y Corvo.

 

 

Los personajes y su diseño han mejorado también mucho, así como la sensación con el jugador, más cercana y abierta, sobretodo refiriéndonos a Corvo. Y su ambientación, mucho más realista y menos “pastelosa” en colores que el primer juego, todo un acierto, con un toque más victoriano, pareciéndose algo más a títulos antecesores influyentes en este (como los de la saga Thief, por ejemplo). Compra asegurada para los fans del original, y un título más que interesante y genial dentro de los juegos de sigilo e infiltración.

 

No puedo acabar esta review sin darle la enhorabuena a la gente de Arkane Studios y Bethesda, que nos han dado una secuela de Dishonored muy satisfactoria, que para este redactor, le ha supuesto un juego de sigilo pulido y bien realizado y diseñado, quedando muy satisfecho con el resultado, y considerándolo un paso adelante en la saga. Esperamos mucho (yo al menos) del próximo juego de este estudio de desarrollo para el 2017; el reinicio de la saga futurista de acción y disparos, Prey, presentado en el E3 de este año 2016, con muy buenas sensaciones. Estaremos expectantes.

 

 

¡Nos vemos! Seguid a Game On para conocer e informaros sobre la actualidad y las curiosidades del mundo de los videojuegos.

8.5

Pros

  • Hay una gran rejugabilidad, sobretodo con respecto a los cambios de mecánicas y situaciones entre protagonistas de partida a partida, y el conseguir todos los objetos/coleccionables secretos.
  • Los personajes y su diseño han mejorado también mucho, así como la sensación con el jugador, más cercana y abierta, sobretodo refiriéndonos a Corvo, que ahora presenta voz doblada, y que nos ayuda a empatizar más con el personaje.
  • Su ambientación y el nivel gráfico, gracias al Void Engine, es mucho más realista y menos "pasteloso" en colores que el primer juego, todo un acierto, con un toque más victoriano y Steampunk.
  • Se han introducido mejoras sutiles, mayormente en jugabilidad, ahora mucho más fluida, con movimientos y acciones más naturales.

Contras

  • En general, la trama de esta secuela es demasiado continuista y no arriesga en innovar argumentalmente dentro de su universo, aunque no quita de ser interesante de seguir.
  • En la versión de PC se presentan problemas graves en cuanto a rendimiento y fallos gráficos en cargas de texturas. Esperemos que en un futuro se solventen.
  • Esta entrega sigue teniendo algunos fallos en cuanto al control, pudiendo significar esto morir y tener que repetir desde el último guardado.
Author Luis Urueña
Published
Categories Review
Views 291

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías