¡Hola, muy buenas gameoneros! ¡Un nuevo análisis/review para un nuevo juego! En esta ocasión, nos encontramos con un indie, Rise & Shine, desarrollado por un estudio español, concretamente de Valencia, la tierra de la costa y el levante.

 

Estamos hablando de un estudio llamado, atentos al nombre rimbombante y molón en camino: Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, que anteriormente ha trabajado en otros juegos como el famoso Plantas contra Zombies, Worms o el Pro Zombie Soccer.

 

En nuestro programa de radio Game On no pudimos faltar a la oportunidad de adentrarnos en este curioso juego de disparos frenético, contando con las opiniones de aquí servidor, Luis Urueña, nuestras compañeras de PlayKawaii, Makoto y Alejandra de Miguel, y nuestro director, Jaime Martínez Barahona. También, aparte, pudimos tener el privilegio de contar con una entrevista a Enrique Corts, uno de los componentes de Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team, los creadores de este genial indie, hablándonos en más detalle sobre su desarrollo.

 

 

 

 

También, hace ya un tiempo, tuvimos la ocasión de tener unas primeras impresiones de este juego tras su paso por la Madrid Gaming Experience y la Madrid Games Week de otros años, de la mano de nuestro redactor Fer Olivares, en estos dos artículos que, si os interesa saber más de ellos, os los dejaremos aquí:

 

 

 

¡Rápidos y certeros cual bala salida de la boca de Shine (sí, puede que haya sonado algo mal, pero es lo que hay si hablamos de una pistola parlante…) seamos para dar paso a este breve, pero intenso análisis/review que tenemos entre manos! ¡Vamos allá!

 

PULSA “START” PARA SALVAR TU MUNDO

 

Rise & Shine es el primer proyecto de esta desarrolladora indie española para las plataformas de la actual generación, consistiendo en un juego de disparos frenético en 2D, en el que se darán la mano la esencia de juegos de antaño como Metal Slug o Contra, y el humor y el diseño artístico, caricaturescos, irreverentes y muy animados, que hacen que este título gane muchos enteros en ser jugado.

 

 

Y es que lo mejor de este videojuego, de forma muy clara, es la batería enorme que hay repleta en todos los niveles de referencias, chistes, frases hechas y lugares y hechos ocurridos en muchos videojuegos conocidos, como Final Fantasy, Metal Gear, Flappy Bird, Sonic, Pacman, Half Life, Portal… y hasta de Assassin’s Creed o Gears Of War, entre muchos, muchos otros.

 

 

 

En cuanto a trama nos encontramos en Mundojuego, un planeta habitado por personajes y leyendas del mundo de los videojuegos clásicos y no tan clásicos viviendo en paz y armonía. En estas nos vemos que no dura mucho, ya que sufrimos la invasión de un ejército de soldados espaciales procedentes del planeta NuevaGen (como se puede ver el argumento hace referencia indirecta en forma de parodia a la “guerra de consolas” que vive el mundo del videojuego desde sus inicios…), que quiere terminar y arrasar con los personajes habitantes de Mundojuego.

 

 

El juego arranca con la muerte del Guerrero Legendario (un personaje que hace clara alusión a Link de The Legend Of Zelda, aunque sin nombrarle directamente…), el guardián de Mundojuego, a manos de uno de los soldados espaciales, que medio moribundo hace entrega a un niño, nuestro protagonista, llamado Rise, de un arma legendaria de gran poder, la pistola Shine, con la que él antes de morir nos encomienda que terminemos su cometido de salvar el planeta.

 

 

Una trama no muy elaborada, y algo cliché si cabe decirlo, como podemos ver, pero que se aprovecha del efecto rebote de la nostalgia, el humor y las constantes roturas a la cuarta pared (muchas veces se nos referirán a nosotros, los jugadores, como los “Guías” que permiten a Rise llevarle a alcanzar sus objetivos), para hacer que nos sintamos cómodos, alegres, y bien dispuestos a jugar a este interesante título indie como pocos.

 

DISPARA RÁPIDO, PIENSA MÁS RÁPIDO

 

De primeras, podemos confundirnos un poco con la propuesta a destacar, ya que Rise & Shine bebe mucho de las influencias de este tipo de juegos de disparos mencionados anteriormente, enclavados dentro de un subgénero específico, los llamados “Run & Gun”. Es decir, disparos a la carrera, movimientos muy rápidos y el tener unos reflejos de acero según qué situaciones se nos vengan encima, como bombas que explotan instantáneamente si pasamos al lado, enemigos duros y complicados que requieren tipos de munición y de disparo diferentes para derrotarlos, jefes finales con patrones a seguir que no perdonan ni un fallo, y un largo etcétera.

 

 

 

Pero todo esto, no obstante, es aderezado con secciones de puzzles, y plataformeo (aunque en esto último no tanto), que añaden un toque de originalidad a la jugabilidad y que hace que sea ante todo una experiencia muy entretenida.

 

 

 

Shine se caracteriza por no ser un arma muy convencional que digamos. Es una pistola parlante (si, no me he fumado nada), que posee una magia y unas habilidades muy particulares, si es que ya lo de hablar cual tertuliana del corazón no sea suficiente, como por ejemplo el hacer que Rise tenga respawns o resurrecciones infinitas, que pueda hacer movimientos de esquiva o “dash” hacia adelante o atrás, o hasta poder hacer dobles saltos disparando al suelo para coger impulso (algo, que sin duda es muy curioso de ver).

 

A medida que avancemos con Rise por los 10 escenarios totales que componen el juego, encontraremos diferentes accesorios o mejoras para Shine, como miras telescópicas, punteros láser, linternas o fijadores de objetivos; así como dos tipos de munición, como balas eléctricas (perfectas para enemigos robóticos o para mecanismos que utilicen electricidad) o perforantes (para las armaduras de los enemigos más duros y los jefes finales).

 

 

Tendremos dos tipos de disparo sin contar el normal, uno teledirigido, en el que podremos disparar balas guiadas (muy útiles para ciertos puzzles a resolver) y balas explosivas, pudiendo disparar mediante una parábola a objetivos tras coberturas (que podremos usar también nosotros) o destruir elementos del escenario para avanzar.

 

 

Sin duda, y es algo que hay que recalcar, la parte más negativa de este juego reside en su escasa duración, en torno a unas 3-4 horas, algo que a priori no nos supondrá un grave problema, pero que a la larga, y achacándole de paso la inexistencia de rejugabilidad, se torne en algo poco satisfactorio. En cierto modo, es comprensible ya que estamos ante un juego indie y no un Triple A, sabiendo entonces los handicaps que esto conlleva, sobre todo de cara a la duración total del juego.

 

Aunque no hubiese estado mal que, aun no habiendo más horas de juego, el haberlas complementado con algún tipo de parte o mecánica rejugable para alargar la experiencia algo más. Por lo demás, también hay algún fallo en cuanto a controles, al menos en PC, atascándose a veces en según qué momentos, aunque eso sí, de forma muy puntual, no afectando mucho en general al desarrollo del juego.

 

En resumen, tenemos un apartado jugable muy entretenido, agradable de jugar y con una dificultad muy ajustada, tornándose cada vez más frenético conforme nos acercamos al final de la aventura. Obviando los fallos que hay palpables (sobre todo, en cuanto a la duración se refiere…), es un título que puede disfrutarse mucho, y en muchos aspectos.

 

CHAVAL, NO VAS A SALIR DE UNA SOLA PIEZA (Banda sonora del juego)

 

Mencionamos también su apartado sonoro, muy acertado y de calidad, y su banda sonora, genial y muy espectacular, compuesta por Damián Sánchez, al cual entrevistamos hace un tiempo en el programa de radio Game On, sobre su trayectoria musical y de compositor de bandas sonoras para videojuegos indies en la escena española, como Blues & Bullets y Anima: Gate Of Memories, de la mano de su discográfica Sonotrigger.

 

 

En el caso de Rise & Shine, tenemos unos temas que, como el propio juego, captan la esencia tanto actual, de forma orquestal, con piano y coros incluídos, como retro, con melodías que en parte, hacen alusión a los juegos de la era de 16 bits durante los años 90. Aquí os dejamos con algunos de los más representativos para nosotros de esta gran banda sonora. ¡Disfrutadlos!

 

 

 

 

 

CONCLUSIÓN

 

Como conclusión, cabe decir que Rise & Shine es un juego indie muy particular y muy meritorio, que ha sabido hacerse un hueco dentro del género de los shooters en 2D, que antaño ostentaban pesos pesados como Metal Slug o Contra, y de paso traerlo de vuelta a la actual generación de consolas.

 

 

Es un título agradable visual, sonora y jugablemente, que hará que el jugador pase un rato muy entretenido, contando además con una historia llena de humor negro, gags, y múltiples referencias a la cultura videojueguil que hacen que tome gran interés y relevancia por su parte. Su escasa duración no quita que pese a que nos gustaría que fuese rejugable en algún que otro aspecto, sea un gran videojuego y un comienzo de año indie con sabor patrio muy prometedor.

 

De paso, para finalizar, no queríamos que vosotros gameoneros os quedáseis sin probar este genial videojuego indie, y en Game On hemos realizado un concurso por Twitter, ¡sorteando 2 keys/códigos para Steam de Rise & Shine! Si queréis participar haced lo siguiente:

 

 

Aquí tenéis el enlace directo al Tweet, ¡para que podáis entrar a participar en este concurso tan especial de inmediato! ¿A qué esperáis?

 

 

¡Tras todo esto, nos vemos! Seguid a Game On para conocer e informaros sobre la actualidad del mundo de los videojuegos.

7.8

Pros

  • Un título indie español muy entretenido y disfrutable, con la esencia de los juegos de disparos de antaño en 2D, y todo lo que eso conlleva: enemigos difíciles, rapidez de reflejos, munición diferente...
  • En su apartado gráfico destaca en ser agradable y alegre a la vista, todo en torno a una estética muy de dibujo animado o de cómic, con mucho detalle.
  • Una banda sonora, compuesta por Damián Sánchez, que como el propio juego, captan la esencia tanto actual como retro, con melodías muy al estilo 16 bits en parte.
  • Una trama llena de humor negro, gags, y múltiples referencias a la cultura videojueguil de ahora y de siempre, que hacen que tome gran interés y relevancia por su parte. Muchos comentarios de los personajes nos harán partirnos de risa.

Contras

  • Presenta una escasa duración, en torno a unas 3-4 horas, algo que a la larga puede ser poco satisfactorio.
  • Hay algún fallo en cuanto a controles, al menos en PC, atascándose a veces en según qué momentos, aunque eso sí, de forma muy puntual.
  • Se echan en falta modos de juego o mecánicas que inciten a la rejugabilidad del título a largo plazo.
Author Luis Urueña
Published
Categories Review
Views 197

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías