Los pasados días 9, 10, 11 y 12 de Febrero pudimos disfrutar de la beta abierta de For Honor, la nueva gran apuesta de Ubisoft, tanto de cara a lanzar una nueva IP, como a comenzar a lo grande en el multijugador competitivo.

 

 

El juego nos sitúa en el contexto de un mundo que debido a un terremoto de unas dimensiones totalmente incuantificables, se ven obligadas a coexistir y convivir tres culturas diferentes, por un lado la cultura oriental del pueblo feudal de los Samuráis, por otro la cultura occidental del pueblo medieval de los Caballeros y por último la cultura nórdica del gélido pueblo guerrero de los Vikingos.

 

Nada más elegir una de estas tres facciones, nos llevará a una interfaz donde podremos y deberemos personalizar nuestro escudo, eligiendo un fondo así  hasta de cinco símbolos o iconos distintos y un borde del mismo. Tanto fondo como iconos se podrán personalizar en cuestión de color, tamaño e incluso inclinación.

 

 

El juego gráficamente luce espectacular, los gráficos están más que a la altura de las expectativas. Otro caso aparte se dará de esto en el multijugador, que quizás para evitar la presencia del posible lag o retardo, nos veamos obligados a bajarle la increíble calidad gráfica que tiene de serie.

 

En cuanto al combate, que es donde realmente reside la esencia que hace especial a For Honor, tendremos que fijar a nuestro enemigo, con el queramos combatir, y dirigir el joystick para posicionarnos en una de las tres guardias opcionales. Esto no es algo meramente estético, es la herramienta a utilizar de cara al bloqueo de los ataques del enemigo, que podrán venir desde estas tres opciones, dirigiendo nuestra guardia a la posición desde la que nos pueda atacar.

 

 

Desde esta misma guardia no solo se bloquea, sino que también se ataca. Atacaremos a nuestro enemigo basándonos en las tres opciones de guardia, combinando entre ataques rápidos pero débiles o ataques lentos y cargados pero de mayor fuerza. Por ejemplo, si realizamos un ataque cargado en la misma dirección en la que el enemigo establece su guardia, no le causaremos daño aparente, pero le podremos desestabilizar un poquito.
Quizás en ocasiones el control del ataque nos lleve a un pequeño lío, dado que con un joystick se mueve al personaje y con otro se elige la guardia, pero nada que no se solvente con un poco de entrenamiento.

 

 

Durante el combate contra los súbditos de otros rivales, tendremos que tener mucho cuidado con la guardia. Sin que nos demos cuenta, podemos estar involucrados en plena horda de súbditos enemigos que nos atacarán sin piedad alguna. Contaremos también con un botón para derribar a súbditos o romper la guardia a los enemigos.
En cuanto al desplazamiento por el mapa, podremos correr y rodar, tanto en combate o mientras no tengamos enemigo alguno fijado, y deberemos ir conquistando pequeñas áreas para lograr hacernos con la victoria.

 

 

Otro punto importante es el competitivo multijugador, pudiendo jugar al mejor de 5 en combates individuales, o en la guerra de facciones, algo nuevo e innovador que nos ha sorprendido. Es un concepto nuevo, un mapa totalmente compartido entre las 3 facciones, y en función a la facción que hayas jurado lealtad al inicio del juego, lucharás por una o por otra, por ello es muy importante elegir bien nuestra facción. Cada 6 horas se realizará una actualización de mapa, en función de los logros obtenidos en esas 6 horas por parte de una facción u otra. Pero no os preocupéis, porque la elección de facción solo os condiciona a defenderla, por ejemplo, podéis defender a los caballeros siendo samuráis y vikingos, y viceversa.

 

 

Todos y cada uno de los personajes pueden ser reclutados y personalizados, de tal modo que les dará un toque de identidad propia a nuestros personajes con los que también iremos subiendo de nivel de forma individual con cada uno de ellos. Durante la confrontación podremos resucitar a nuestros compañeros, obtener bonificaciones de salud, armadura, ataque o agilidad, e incluso colocar diferentes cepos.

 

Nuestros combos tendrán su recompensa, para poneros un ejemplo: si con el samurái encajamos 2 golpes de carga con nuestra katana, en el tercero se incendiara nuestra espada y hará el doble de daño. Tampoco podemos obviar las ejecuciones, que dan espectacularidad al combate y bonificaciones de experiencia.

 

 

Sinceramente, For Honor es una gran apuesta de cara a la comunidad eSports por parte de Ubisoft. A nosotros sencillamente nos ha encantado. ¿Y a vosotros?

Published
Views 140

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías