Después del ARMS Direct en el que anunciaron que habría varios fin de semanas con una beta, o como Nintendo creyó conveniente llamarlo, Global Testpunch; cosas de “la gran N”, hemos podido probarlo lo suficiente como para realizar un avance del juego. ¿Os acordáis cuando en la presentación de la Switch anunciaron ARMS? Parecía divertidísimo, el típico juego que Nintendo sacaba para rellenar el catálogo entre IPs importantes, que siempre gusta, pero que no va a más. Luego intentaron vendernos otra cosa con los ARMS Direct y, con esto del Global Testpunch, directamente han querido ponerlo a la altura de Splatoon y parece que ha funcionado.

Entrando en materia, el diseño de personajes de Nintendo siempre imprime un carisma especial en los personajes que crea. Por eso, no se nos hace raro verlo en los nuevos amigos del grupo nintendero porque, ¿cómo íbamos a dudar de ellos con lo que nos gustaron los Inklings? Cada luchador de ARMS se siente único aun siguiendo patrones muy parecidos, no tardaremos más de dos minutos en la pantalla de selección de personajes antes de decidir por cual de todos ellos es nuestro favorito. En mi caso, Minmin, porque es terriblemente adorable. Este fantástico diseño y facilidad para conectar con los personajes lleva a pensar que, a lo mejor, si ARMS tiene buena acogida, en unos meses veremos a Ribbon Girl lanzando caparazones azules en Mario Kart 8 Deluxe.

Por otra parte, en este segundo Global Testpunch nos han dado dos modos de juego que no pudimos probar en el primer fin de semana, El baloncesto y la batalla de Boss. En el primero tendremos que hacer puntos agarrando a nuestro oponente y haciendo unos mates que ni King James. Mientras que, en la batalla contra el jefe, seremos tres jugadores y nos tendremos que dar de mamporros contra una amalgama de personajes que nos lo va a poner extremadamente difícil, y es que resulta realmente complicado ganarle a esa cosa.

CI_NSwitch_Arms_Gif_Dunk.gif

Luego están los modos mas normales o tradicionales, como los combates individuales y por parejas. Los combates por parejas están un poco peor pensados, un hilo une a los dos personajes de un mismo equipo y sin alejarte demasiado de tu pareja, tenemos que soltar guantazos contra la pareja rival. Resulta complicado porque el juego no hace fácil el centrarte en un objetivo y muchas veces terminaras golpeando a quien no quieres o incluso a tu compañero. Cierra la lista de modos el Volleyball, un modo que definitivamente no tiene ningún sentido y que en muchas ocasiones resulta errático.

Por otro lado, la jugabilidad de ARMS ofrece absolutamente todo lo que Nintendo fue mostrando en los directs, es rápido, caótico y técnico al mismo tiempo. Aunque se puede jugar de muchas maneras, en mi caso he preferido jugar con los Joy-Con en el Grip. Así, con cada gatillo manejamos uno de los puños, entre los que hay una gran variedad de objetos y combinaciones con los que sacar el máximo partido a nuestro personaje y, de esta manera, infligir el máximo daño posible a nuestro rival. El mayor problema que surge es que para darle efecto a nuestros golpes, tenemos que hacerlo con el stick y resulta realmente difícil imprimir la dirección que realmente queremos que lleven nuestros puñetazos.

Cuando pulsamos los dos gatillos a la vez lanzamos el agarre, que hace un daño devastador al enemigo aunque este usando el bloqueo. Esto último, por desgracia, hace que casi todos los combates se articulen bajo dos premisas básicas, esquivar y agarrar; obviando un poco los golpes normales porque simplemente son mas débiles. Tengo claro que Nintendo siempre sera Nintendo y por eso mismo, ni siquiera un juego de lucha como este iban a dejarlo sin power-ups. en ARMS contamos con dos mejoras, una poción azul que nos cura y una amarilla que nos carga el golpe especial. Durante los combates también aparecerán bombas para hacer los combates mucho mas locos.

Como mención de honor en este avance, no puedo terminar sin decir que la banda sonora es de las mejores que he escuchado en los últimos años, pero a quién vamos a engañar, estamos viviendo la edad de oro de la música en los videojuegos.

En definitiva, ARMS es la gran propuesta que nos trae Nintendo después de que las únicas exclusividades reales de Switch hayan sido 1, 2, Switch y Super Bomberman R; ya que Ultra Street Fighter II no deja de ser prácticamente el mismo juego que salió en PS3 y Xbox 360. ARMS es el primer gran paso hacia adelante de Nintendo con su nueva consola, ya que hasta el momento solo hemos tenido ports y juegos compartidos con Wii U.

ARMS es un juego solido con unos personajes  geniales y una banda sonora que le queda como un traje. Un trabajo fino por parte de la gran N, pero que aún tiene cosas que pulir. Aunque también es verdad que, esto no es nada que no se pueda arreglar con un parche de día uno.

Author Weedandplay
Published
Views 90

Comments

No Comments

Suscríbete al blog

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías